2. Teo Jaramillo. Ecuatoriano y lorquino a partes iguales

2. Teo Jaramillo. Ecuatoriano y lorquino a partes iguales

Desde que llegó a España hace unos 15 años, Teo Jaramillo ha establecido su residencia en esta zona del sureste español. Nació en Machala (Ecuador) y aunque tuvo la oportunidad de estudiar en la universidad y tener un trabajo, decidió seguir el camino de sus hermanos mayores y emigrar a España, cuando la época boyante de la economía española.

Teo Jaramillo en una terraza de Lorca.

Desde que llegó a España hace unos 15 años, Teo Jaramillo ha establecido su residencia en esta zona del sureste español. Nació en Machala (Ecuador), en una pequeña provincia fronteriza con Perú, y aunque tuvo la oportunidad de estudiar en la universidad y tener un trabajo, decidió seguir el camino de sus hermanos mayores y emigrar a España, cuando la época boyante de la economía española.

Como él mismo cuenta, “mi decisión fue personal, no económica. En mi país me sentía asfixiado, y opté por irme a Lorca. No estaba a gusto ni con mis estudios, ni con mi trabajo, ni con la gente… no era yo”.

Teo tenía una hermana aquí, y aunque al principio se fue un año a Castellón a trabajar en la producción de cítricos, enseguida se volvió a Lorca, “me fui para allá porque al principio estaba sin papeles y allí podía encontrar trabajo, pero allí no me acostumbré, porque ya me había hecho mi círculo de amigos en Lorca y los extrañaba mucho. Para bien o para mal sólo estuve un año, y en cuanto se acabó la temporada me volví”.

En la etapa de las regularizaciones masivas, en cuanto tuvo posibilidad de regular su situación en el año 2003, escogió regularizarse en Lorca y desde entonces está residiendo en la ciudad. A finales de julio tiene cita para firmar la doble nacionalidad. En los últimos años, a pesar de que el saldo migratorio en la Región es negativo, Ecuador sigue encabezando la lista de nacionalidades extranjeras residentes en la CCAA de Murcia.

Teo se instaló en Lorca, donde actualmente vive también su hermana con su marido y sus dos hijos. “Es curioso –cuenta- cuando estábamos en Ecuador mi hermana y yo no nos llevábamos bien, pero el estar aquí nos ha unido mucho, ahora nos llevamos de maravilla, la lejanía de nuestra familia nos ha unido más”. Ha vuelto en varias ocasiones a visitarlos, la última hace unos cuatro años cuando falleció su madre. Son una familia muy grande, formada por 12 hermanos de los cuales hay 5 viviendo en Europa, y 7 se han quedado en Ecuador.

Ahora a comienzos de junio su padre cumplió 90 años, “me gustaría poder ir a visitarlo, a ver si pudiera el verano que viene, espero que sí Dios mío, ¡ahora a los 90 años uno no puede alejarse mucho! Eso sí, ¡hablamos todas la semanas la familia por un grupo de whatssapp!”.

La realidad es complicada, Teo tiene un hijo de 7 años, Marcos, pero está separado de la madre y sólo lo ve algunas tardes a la semana. Su rutina diaria se divide entre el trabajo –está en Pulpí, en una empresa hortofrutícola-, su hijo, su nueva pareja y su gran pasión: la salsa.

Teo Jaramillo con su grupo de salsa.

Es vocal en una asociación que se llama “Sin Salsa no hay Paraíso”, donde coordinan actividades relacionadas con este baile, da clases voluntariamente… “Hace como un mes estuvimos bailando en Totana para recaudar fondos para el terremoto de Ecuador, y siempre intento ayudar a nivel lorquino y en lo que se pueda. Me siento lorquino, pero soy de Ecuador. Antes decía que era latino, pero he cambiado mi forma de hablar, compatriotas míos tratan de ocultar su nacionalidad y eso me duele…por eso digo que soy ecuatoriano con orgullo. Ecuatoriano y lorquino.”

Al hablar de planes de futuro se queda pensativo. ”De momento, estar con mi hijo cerca, es mi prioridad… y ya cuando crezca veré. Yo me veo viajando, 6 meses aquí, 6 meses allá. También me gustaría montar algo relacionado con la infancia. Me gustan mucho los niños, estudié psicología infantil, pero no me gusta ese trabajo… quiero darles alegría, no escuchar sus problemas”.

Teo Jaramillo bailando salsa.

Tiene varios proyectos en mente que le gustaría desarrollar en Ecuador cuando se prejubile, e iniciativa suficiente para llevarlos a cabo…“quiero montar un negocio de castillos hinchables o un lugar donde se celebren cumpleaños de niños, en esas dos cosas estoy pensando. Si en la vida hay que buscar la felicidad, ahora estoy tranquilo y soy feliz, no pido más. Tengo una vida estable, muchos amigos, gano para vivir y ayudar a criar a mi hijo, para mi familia y mi vida y mi mundo…estoy contento”.

“Lorca para mí es un pedazo de mi vida, uno muy importante. Mi hijo es lorquino y vive aquí. ¿Te parece poco?”.

[irp posts=»11329″ name=»1. Guillermo Martínez. De Lorca a Oriente Medio»]

1 comment
Redaccion
ADMINISTRATOR
PROFILE

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

1 Comment

  • Elizabeth Orellana
    10 julio, 2016, 13:24

    Felicidades primo. Hacer lo que a uno le gusta es lo más lindo. Sigue así , con tu humildad que Dios te ve y halaga tu actitud.

    REPLY

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos