27. El arlequín de la Historia


Ahora el Coliseo es uno de los lugares más bellos sobre la tierra y más abarrotado de gente. Los gladiadores, no aquellos valientes que eran obligados a luchar para alcanzar la libertad, sino la mafia lacerante de borrachos que se visten con cualquier trapo y obligan a los turistas a hacerse una foto con ellos

Pepe Pérez-Muelas Alcázar
@Josemariapma

Al sol de Roma 15 junio, 2016


El 4 de junio de 1944, un soldado americano se sentaba, fumando un cigarrillo, en la escotilla de su tanque, mientras con la mano izquierda iba sorteando los innumerables baches y la multitud que, emocionada, iba sembrando de flores el paso del ejército americano. El chico, de apenas veintitrés años, giró hacia la izquierda y salió a una gran avenida. No sabía que apenas unos años atrás, Benito Mussolini, aún vivo, había destruido la mitad de los Foros Imperiales para hacer pasear a Hitler entre restos de historia y de alquitrán. El soldado, encarando el Coliseo, se quedó sorprendido, y cuando vio el perfil entero y comprobó que faltaban algunas piedras al edificio, gritó horrorizado: ¡Oh Dios mío, también hemos bombardeado esta maravilla!

Dicen que la anécdota es real, y que aquel pobre muchacho venido de una granja de Kentucky lloró desconsolado por el daño que habían ocasionado los aviones americanos meses antes. Lo que demuestra esta historia es que, impasible como las montañas en mitad de un desierto, el C

1944

1944

oliseo es en sí la ciudad de Roma. Es el símbolo de la inmutabilidad de los años, de la resistencia de una ciudad que se niega a cambiar y se mantiene firme a pesar de las barbaries de las que está repleta la Historia.

Por Roma han desfilado los bárbaros, familias papales más bárbaras que aquellos venidos del Norte, tropas de todas las nacionalidades que nunca han dudado en saquear, a diestro y siniestro, todo lo que encontraban a su paso, guerras mundiales, el fascismo con su poder destructivo y constructivo (que, a veces, era peor que el primero) y la fuerza colosal de los terremotos.

soldados americanos

soldados americanos

No ha habido emperador que no haya soñado con tener entre sus manos la inmensidad de sus ruinas. No ha habido papa que no haya deambulado, sintiéndose pequeño, entre sus arcadas y su arena ya convertida en ceniza (no es de extrañar que el viacrucis vaticano encamine sus pasos hasta el Coliseo). No ha habido político que no haya anhelado coronarse bajo su sombra, ni cineasta que no haya retratado su identidad, de Fellini a Sorrentino, ni escritor que no haya visto en sus espacios vacíos las letras más sagrada de la literatura, de Moravia a Stendhall.

Bajo el reinado de Nerón, la Domus Aurea (su residencia) tenía una explanada en cuyo centro, una estatua gigante del emperador se podía vislumbrar desde toda Roma. Aquella estatua era llamada por los ciudadanos romanos como Il Colosso. Muerto Nerón, y tras varios años de militares en el gobierno, Vespasiano asumió el poder y decidió construir el anfiteatro más grande jamás visto. El año 60 significó para la Historia de la Arquitectura el inicio de uno de los mayores símbolos de la humanidad. Vespasiano murió sin ver acabada la obra, y su hijo Tito, que heredará el imperio, lo inaugurará por todo alto, quedando, sin embargo, el nombre de Coliseo para la eternidad.

Luego el impero cambió de cara, y de la lucha de gladiadores se pasó a traer cada vez animales más exóticos. Incluso se llegaron a realizar batallas navales. Lo que está fuera de toda duda es que es falso que en su interior los cristianos primitivos fueran martirizados con la escena típica del león y el esclavo griego que vence, gracias a su fe, a las fuerzas de la naturaleza. Los lugares elegidos por Roma para el sacrificio humano eran el Circo Massimo, a pocos metros, y ciertas colinas a las afueras de la ciudad, como el Vaticano. Una placa, sin embargo, erróneamente colocada por Pío IX (un papa también bastante equivocado), reza lo contrario.

En muchas ocasiones, el cine americano quiso ser más romano que la propia Roma Imperial, y produjo ciertas películas en las que Nerón salía en el Coliseo asesinando cristianos sin piedad, como si estuviese pescando patos en una feria. Podría pasar ese ligero error historiográfico, el de ver morir cristianos en dicho edificio. Lo que parece más difícil es que Nerón hubiera estado en el palco imperial del Coliseo, cuando llevaba casi veinte años muerto el día de su inauguración. El cine es maravilloso.

Panorámica del Coliseo

Panorámica del Coliseo

Lo que no sabía el pobre soldado americano que lloraba desconsolado porque su país había bombardeado el Coliseo, era que aquellas piedras que faltaban para completar el círculo no habían sido derribadas por bombas fabricadas en Colorado, sino que, muchos siglos atrás, en los inicios de la Edad Media, la fiebre papal había hecho que aquellas enormes piedras sirvieran para la construcción de una de las iglesias más bellas de la Cristiandad: Santa María de Trastevere. Entrar en este templo, es a la vez, ver el pasado de un mármol que cambió la lucha de gladiadores por el Pantocrátor.

Ahora el Coliseo es uno de los lugares más bellos sobre la tierra y más abarrotado de gente. Los gladiadores, no aquellos valientes que eran obligados a luchar para alcanzar la libertad, sino la mafia lacerante de borrachos que se visten con cualquier trapo y obligan a los turistas a hacerse una foto con ellos, bajo pago de diez euros, rodean un espacio sagrado para la Historia y para los amantes de la belleza. De noche, ya sin la humanidad acechante, el mármol se ilumina, y podemos estar a solas con el Coliseo, como si fuera un arlequín de los tiempos imperiales.

Foto principal: Inicio de vía de los Foros Imperiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

meme-lelpicoesquina

meme-aquiencorresponda

meme-hablandobajito2

meme-todoquedaencasa

meme-laimpertinenciaconstatnte

meme-tecnolorca

meme-hayqueseguir

meme-lapalabraembrujoazahar

meme-unaciudadmuchasrealidades

meme-pokerdebastos

meme-porelarticulo33

meme-lapielquequieres

meme-reflexionescontigo

meme-cafe-digital-con-juan-bermudez

 

Tú publicidad aquí