9. Mario Aguilar. La voz de los nuevos vecinos en Lorca


Nació y creció en Ecuador, pero hace 10 años tomó la decisión de emigrar a España. En Quito (Ecuador) había estudiado Administración y Dirección de Empresas y trabajaba en un banco, acababa de tener un hijo y su mujer tenía un buen trabajo.

Rocio Periago
@rocioperiago

Una ciudad 11 diciembre, 2016


Viste camisa y una chaqueta. Acaba de venir “de trotar” y lleva aún el pelo mojado. Comienza a hablar un poco titubeante pero enseguida se lanza. Habla rápido y va desgranando su historia de manera pausada pero firme. Mario Alberto Aguilar González nació y creció en Ecuador, pero hace 16 años tomó la decisión de emigrar a España. En Quito (Ecuador) había estudiado Administración y Dirección de Empresas y trabajaba en un banco, acababa de tener un hijo y su mujer tenía un buen trabajo.

En 1998 y 1999, con el feriado bancario hubo una situación de crisis económica muy fuerte y pasaron de vivir holgadamente a no tener con qué pagar las facturas. “Mi sueldo cuando trabajaba en el banco de Machala en Ecuador era de 98 dólares –rememora– en esa época mi hijo se puso enfermo y directamente el sueldo iba para pagar al médico”.

Tenían un conocido que vivía en España y que les comentaba que aquí se ganaba mucho más dinero, y eso fue lo que le animó a venir a vivir aquí. En el verano del año 2000, Mario pasó de ser jefe de oficina a trabajar en la zona del campo de Cartagena, en el campo. “Yo vine como turista y me quedé. Una vez aquí me encontré la cruda realidad. Me puse a trabajar en el campo y duré dos o tres meses cogiendo melón, sandía… pero eso no era lo mío.” Ahora lo recuerda como algo lejano, pero Mario al llegar se encontró una realidad que no era la que él se había imaginado.

Mario en Quito, Ecuador.

Para poder pagarse el pasaje para venir a España tuvo que recurrir a un prestamista, a un chuquero, que le dejó endeudado completamente a él y a su familia. No podía volver a Ecuador y admitir que había perdido, así que la única alternativa era quedarse en España e insistir. Poco a poco empezó a entender cómo funcionaba el mercado laboral, y viendo que con su curriculum donde decía que había trabajado en el banco no lo cogían, se inventó un perfil con una amplia experiencia en hostelería. Así, después de patearse toda la zona de La Manga, comenzó a trabajar en un restaurante en el Mar Menor, a la vez que aprendía desde a echar una cerveza a poner un café. “Es ahí donde empecé el primer paso para encontrar un trabajo donde casi me sentía cómodo”, cuenta, a la vez que rememora a los famosillos y personajes de la farándula que conoció ese verano.
La Guardia Civil cerró ese restaurante, pero con esos meses de experiencia ya empezó a moverse y a buscar otras alternativas. Trabajó –siempre en situación irregular, porque no tenía documentación– en varios sitios, desde el Balneario de Fortuna a diversos restaurantes de la zona. Cuando más o menos estaba estable consigue traerse a su mujer y su hijo, aunque en otra inspección laboral vuelven a denunciar a su jefe y acaba en la calle. La familia se traslada a Albacete, donde vivían sus cuñados, y decide buscar trabajo por esa zona. “El problema mío era que yo me fui directamente a Cartagena, y por desconocimiento no fui a más lugares de España, me hubiera gustado ir a Baleares, a Benidorm…”.

En Albacete comienza a trabajar en un bar y su mujer, Patricia, de limpiadora, mientras dejaban a su hijo en una guardería. Trabajaba de camarero o a veces en el campo recogiendo cebollas y patatas, y fue gracias a un conocido, amigo del dueño de la guardería donde llevaba a su hijo que finalmente consigue regularizar su situación en España. La realidad cambia por completo: “cuando ya llevas dos meses, la tarjeta de residencia es…como si te hubieras sacado la lotería, ya miras diferente…te sientes persona…”.
A raíz de conseguir la residencia, empezó a trabajar como auditor para locutorios, donde le tocaba viajar por toda la zona de levante, que desconocía por completo. “Por primera vez vine a Lorca… ¡y entonces fue cuando descubrí que todos los ecuatorianos estaban aquí! ¡Imagínate que tenía que ir también a Puerto Lumbreras, y yo pensaba que iba al mar!”. Después de estar un año auditando diferentes locutorios, en el 2005 comienza a trabajar en el BBVA en las oficinas de atención al inmigrante, y ahí es cuando lo mandan a Lorca. “Me sentía aquí como un poco extraño, sentía que el ecuatoriano, el extranjero, no estaba integrado realmente en la sociedad lorquina, te sentías como un extraño que estaba aquí”.

En la Asociación de Nuevos Lorquinos, con la bandera de Ecuador.

A raíz de esa sensación, de la falta de integración o implicación con la población y las fiestas locales, se juntan varios amigos, todos ecuatorianos y un colombiano, debatiendo acerca de cómo hacer frente a ese problema, y de ahí nace la asociación. “Le pusimos Nuevos Lorquinos porque somos los nuevos vecinos, que venimos de fuera y se integran, por el tiempo que estamos aquí compartiendo y conviviendo con los lorquinos. Que conozcas la historia de todo esto, que conozcas realmente dónde estás.” Nuevos Lorquinos nace por una iniciativa de la comunidad ecuatoriana, pero está abierta a todo el mundo. “Queremos involucrar a todos los colectivos. En la actualidad somos casi 20.000 extranjeros en Lorca, ¡somos aproximadamente 6.000 ecuatorianos que estamos aquí pero no se nos nota! Si ves los datos del año pasado, son 82 nacionalidades las que viven aquí”.

Mario está muy involucrado también a nivel político en el ámbito local, porque está convencido de que es la manera más efectiva de influir en la sociedad. En la actualidad trabaja en el Ayuntamiento de Lorca, como administrativo y personal de confianza del Alcalde, y en las pasadas elecciones locales fue candidato en las listas por el Partido Popular.

Mario junto al alcalde de Lorca, Francisco Jódar.

Entre otras cosas quería aprender inglés y convalidar su título, y por eso se planteó la nacionalidad española, pensando que en Europa le abriría más puertas que sólo la tarjeta de residencia. Se la concedieron en el 2007, y hoy lo tiene claro. “A España le agradezco mucho… todo el mundo me pregunta porqué, yo tengo mis dos nacionalidades, estas dos banderas son las que me identifican a mí. Como español y como ecuatoriano”, dice haciendo referencia a las dos pulseras que adornan su muñeca derecha.
Uno de los principales objetivos de crear la asociación es ir tejiendo puentes entre las diferentes culturas que viven en Lorca. “La integración es lo que a mí me ha llevado siempre a trabajar, y para difundir también la parte de nuestras costumbres, nuestro folklore, darle a conocer también a los niños, a los pequeños, a los nuevos lorquinos pequeñines, a los que ya son españoles, a los que nacieron en el Rafael Méndez o en Murcia en la Arrixaca… que no se pierda esa tradición de dónde vienen. Para mí fue empezar a moverme y a tocar puertas, intentando involucrar a las empresas”.

Hablando de esa dificultad para conseguir fondos, para involucrar a vecinos y comercios recuerda una situación curiosa: “Antes del terremoto, tenías la sensación de que no eras bien visto…pero después, no sé, cambió la cosa. Fue como que todos sufrimos lo mismo, y eso es un impacto extraño. Las empresas antes no nos querían dar nada y ahora me colaboran un montón”.


En los próximos meses tienen previstas diferentes actividades, empezando por una rifa y una recogida de juguetes para Navidad. Poco a poco, sin prisa pero sin pausa, haciendo ruido. Mario tiene previsto volver a Ecuador este próximo verano, aunque sólo de visita, porque su hijo mayor comenzará la Universidad aquí el próximo año. Quién se lo iba a decir a él hace 10 años, cuando se recorría los bares de La Manga con un curriculum inventado en la mano.

[irp posts=”14860″ name=”8. Nere y Lorco. “España, como los alemanes. De jubilados o de vacaciones.””]

2 respuestas a “9. Mario Aguilar. La voz de los nuevos vecinos en Lorca”

  1. Te felicito cuñado eres un ejemplo a segui para nuestros jovenes y la sociedad todo llega a su tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

meme-lelpicoesquina

meme-aquiencorresponda

meme-hablandobajito2

meme-todoquedaencasa

meme-laimpertinenciaconstatnte

meme-tecnolorca

meme-hayqueseguir

meme-lapalabraembrujoazahar

meme-unaciudadmuchasrealidades

meme-pokerdebastos

meme-porelarticulo33

meme-lapielquequieres

meme-reflexionescontigo

meme-cafe-digital-con-juan-bermudez

 

Talleres Periago - Cardiograma