ANATOMÍA DE UN LUGAR COMÚN


Las instituciones encargadas de impartir justicia, con el tribunal supremo a su cabeza están en plena y delicada operación. Está siendo una intervención muy compleja y no exenta de riesgos.

Francisco José Motos
@FJMotos

A quien corresponda 10 abril, 2018


El cuerpo social tiene sus órganos que permiten la gestión de éste, e impiden su colapso.

Decir que bajo ese principio se podrían analizar los movimientos que se producen en un extremo de nuestra geografía y llegar a pensar que cuando una parte del todo que la conforma se vuelve loca e inestable es necesario, es imprescindible, acudir al médico que pueda sanar esa dinámica tan perniciosa.

Es ese sentido cuando un órgano de un cuerpo social: Comunidad autónoma de Cataluña, tiende hacia el suicidio y por tanto acaba perjudicando al resto del organismo; España, al igual que en nuestro cuerpo hay órganos que van en ayuda para que eso no ocurra, o para intentar paliar en lo posible esa disgregación que acabaría provocando la muerte; el pode judicial.

Las instituciones encargadas de impartir justicia, con el tribunal supremo a su cabeza están en plena y delicada operación. Está siendo una intervención muy compleja y no exenta de riesgos.

Pues en esto estábamos, cuando un aprendiz de sanador; un tribunal regional alemán, ha decidido, sin tan siquiera examinar el cuerpo y la enfermedad en profundidad, enmendarle la plana al cirujano mayor que ya lo había hecho, y de paso intentar dejar que la enfermedad siga su curso, y si es posible se acelere. Claro está, esto siempre desde la distancia y el desconocimiento, y pensando que el mal no le llegará nunca hasta sus latitudes, y que su cuerpo social está a salvo de contraer ningún virus separatista.

Es ingenuo pensar de esa forma, más diría aún: es absolutamente temerario.

Jugar a aprendiz de brujo es fácil cuando el enemigo no está en casa, pero lo que suele ocurrir que los propios del lugar toman buena nota de las manos blandas que dejan caer la mala yerba en el suelo, y no es extraño que acabe echando raíz incluso en la propia Deutscthland.

Y otro detalle, desde Alemania nos piden el doble de extradición que, al contrario. Tal vez sería un buen momento para tomar nota.

Una respuesta a “ANATOMÍA DE UN LUGAR COMÚN”

  1. Carmen Martínez Mateos dice:

    No estoy muy al tanto de lo que se está “cociendo” en Alemania, pero me parece que llevas más razón que un santo. Creo que nuestra Justicia es lo suficientemente competente para tratar los temas que sólo corresponden a España y que Alemania se meta en lo suyo. ¡Gracias Francisco, por tan buen artículo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

meme-lelpicoesquina

meme-aquiencorresponda

meme-hablandobajito2

meme-todoquedaencasa

meme-laimpertinenciaconstatnte

meme-tecnolorca

meme-hayqueseguir

meme-lapalabraembrujoazahar

meme-unaciudadmuchasrealidades

meme-pokerdebastos

meme-porelarticulo33

meme-lapielquequieres

meme-reflexionescontigo

meme-cafe-digital-con-juan-bermudez

 

Phelan