Belleza, modernidad, pasado y futuro. La Lorca que nos espera

Cristina Gómez
@CristinaGL2

En Lorca hay un lugar cuyos sótanos ocultan restos arqueológicos que aún no se han dado a conocer, aunque ya estén musealizados y listos para visitarse. Se puede hacer si se quiere. ¿A quién no le gustaría conocer la Lorca medieval y prehistórica de sótano en sótano?.


Síndrome de Stendhal 9 diciembre, 2017


La belleza nos rodea. Es algo que siempre buscamos inconscientemente, al pasear por la calle, ver la forma de un edificio, una flor,… Belleza. Pero la belleza es algo que nos rodea y es siempre subjetiva. La belleza y el equilibrio son algo que nos aporta calma, paz, es algo que nos resulta atrayente, algo que nos hace sentir bien. Nos sorprende, nos atrae. Aunque no nos demos cuenta, cuando viajamos queremos conocer cosas nuevas, tener una experiencia, y esa experiencia sensitiva busca la belleza aún sin pensar en ello. La belleza nos rodea, nos resulta atractiva a nuestros ojos y nuestra mente. La belleza puede ser una piedra, un edificio, un cuadro o un conjunto de cosas: el patrimonio monumental.

El patrimonio está ahí, forma parte de nosotros. Se puede decir que la belleza es algo inherente al hombre. Podemos encontrar el valor estético en casi cualquier cosa que nos rodea. Viajamos. Viajamos en busca del valor estético, para conocer algo novedoso para nosotros pero que a la vez nos resulte familiar, comprensible, que nos guste.

Después de un tiempo volví a una ciudad que promete, y lo hace gracias a su apuesta segura por conservar, recuperar y poner en valor su pasado, no en pugna con el presente sino unido a su futuro, una ciudad que no entiende su futuro sin su patrimonio, una ciudad que lejos de mirar a los visitantes como bichos raros se acercan a los mismos y hablan de su patrimonio con un brillo extraño en los ojos, el orgullo de quien se siente parte de su pasado y se sabe garante de su conservación para futuras generaciones. ¿Cuál es la diferencia entre brillo el orgullo real en los ojos y brillo de orgullo aparente?.

Desde hace un tiempo se viene hablando en Lorca de si conservar o no, por ejemplo, el Puente de la Torta. El argumento de unos es el de eliminarlo para dar paso a la modernidad. El argumento de los otros es el de conservar y legar nuestro pasado, es decir, nuestro patrimonio, como elemento de orgullo, de pertenencia a un lugar asociado a un pasado que quiere estar muy presente, y por supuesto, continuar con el uso que se le da desde hace más de 100 años. ¿Qué tiene que ver esto con la belleza? Mucho. Recientemente redescubrí un lugar al que hacía un tiempo no visitaba. Ese lugar me hizo recordar por qué el arte y el patrimonio apasionan tanto. Redescubrí un lugar que vive gracias a su pasado, un legado que se ha convertido en presente y futuro para varias generaciones, y eso es gracias a la conservación de su patrimonio artístico. Pasear por sus calles es ver edificios más o menos monumentales y con distinto valor estético en sus fachadas e interiores, creando idea de conjunto.

No obstante, no todo son luces en este lugar, ya que está empezando a importarse “la moda” de dejar solamente las fachadas (aún están a tiempo de conseguir que sean unos pocos ejemplos, no la mayoría). Pero la belleza no radica exclusivamente en sus fachadas sino que, andando por una calle de barrio obrero aparece un tímido cartel impreso en un folio de 80 gramos en el que dice algo sorprendemente “Muralla púnica”. Miras el edificio y ves ropa tendida, enlucido del habitual y ventanas normales. Dudas pero entras y te llevas la sorpresa. Un edificio de viviendas con un tesoro en su sótano: los restos de una casa romana y teatro romano. Arriba hay vecinos que pueden decir que tienen una casa romana, otros, un Augusteum.

La cosa no queda aquí. Continúas tu paseo, paras para analizar un panel explicativo de una excavación arqueológica. Oyes una voz desconocida que se dirige a ti. Ves que empieza a señalar cosas en el mapa y a explicártelo. Es un señor ya jubilado al que le brillan los ojos mientras te dice que esta zona podría ser un templo, esto otro el foro y aquello casas. Es orgullo… y te dan ganas de llorar al ver la emoción con que te lo explica. Se te salta una lágrima cuando habla de lo que están por descubrir, de cómo lo van a restaurar y de cómo los jóvenes van a poder disfrutarlo. Es orgullo, es belleza. Esta ciudad es obviamente Cartagena, y sus orgullosos habitantes los cartageneros.

¿Derribar el Puente de la Torta es modernidad? ¿Ascensores a ninguna parte? ¿Museos en murallas que necesitaron décadas y millones de pesetas y euros para dejar de estar ocultas tras edificios? Modernidad es saber poner las cosas en su lugar, dar la importancia que realmente tiene nuestro pasado, sabiendo que somos lo que somos hoy como resultado de nuestro legado. En Lorca hay un lugar cuyos sótanos ocultan restos arqueológicos que aún no se han dado a conocer, aunque ya estén musealizados y listos para visitarse. Se puede hacer si se quiere. ¿A quién no le gustaría conocer la Lorca medieval y prehistórica de sótano en sótano y luego subir por una sencilla escalera hasta un palacio barroco con pinturas en sus techos y paredes? Tuvimos la oportunidad de visitar templos íberos, tabernas romanas y otras cosas que no han aparecido (de momento) en Cartagena. Podemos tenerlo en Lorca, y está bajo nuestros pies. La inversión de hoy es el futuro de mañana, y mañana explicaremos orgullosos a los turistas qué están viendo, si queremos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

meme-primer-instituto

meme-lelpicoesquina

meme-aquiencorresponda

meme-hablandobajito2

meme-todoquedaencasa

meme-laimpertinenciaconstatnte

meme-tecnolorca

meme-hayqueseguir

meme-lapalabraembrujoazahar

meme-unaciudadmuchasrealidades

meme-pokerdebastos

meme-porelarticulo33

meme-lapielquequieres

meme-reflexionescontigo

meme-cafe-digital-con-juan-bermudez