Café 51: Un café finalista


¿Por qué en navidad la gente es más humilde y piensa más en los demás que en sí misma? Nunca he encontrado una respuesta. Quizá sea porque está reunida con otra gente, o porque en las noticias han salido casos de los que hablo…

Juan Bermudez
@juanbermudez_

Café Digital 29 diciembre, 2017


Como diría el gran Pepe Domingo Castaño… ¡Hola, hola! Una semana más, volvemos a vernos letra a letra en esta tranquila tarde. La verdad es que las cosas parecen ir mejor para todos, ¿no tienes esa sensación? Quizá sea por la navidad. Oh, blanca navidad… o también porque ahora somos otros. Otros en el sentido de equilibrio mental para afrontar las cosas, otros en el sentido de intentar aprender cada día, de soportar las dificultades del entorno. Otros, en el sentido más literal de la palabra.

Cuando en nochebuena todo el mundo cenaba con su familia, comía de todo hasta reventar, seguro que casi nadie pensaba en aquellos que no podían hacerlo. Bien por sus circunstancias económicas, o bien porque moralmente no podían. En mi caso, fue lo primero de todo, comer hasta reventar. Pero seguro que, en muchas casas, no pudo ser así. Y ahora me pregunto, ¿Por qué en navidad la gente es más humilde y piensa más en los demás que en sí misma?Nunca he encontrado una respuesta. Quizá sea porque está reunida con otra gente, quizá sea porque en las noticias han salido casos de los que hablo… o quizá sea porque de verdad existe ese ambiente navideño.

Dentro de algunos años, los que sigamos aquí, quizá pudiéramos tener la oportunidad de cambiar las cosas. Para bien, me refiero. Al igual que en el día de los santos inocentes, las cosas no cambian tanto de una semana para otra. Quiero decir, seguro que casi nadie piensa en los demás durante el resto del año, y en Navidad es como si nos encendieran una pequeña bombilla que nos atiza en el corazón.

No soy una persona de deseos, de rezar a quien sabe quién o qué. No, para nada. Creo que lo que tenemos es lo que nos meceremos, en parte. Por supuesto, siempre hay excepciones, y nos vienen cosas malas y buenas que ni por asomo nos merecemos. Pero eso, no depende solo de nuestras acciones. Así que, lo mismo que nos pasa a nosotros, les pasa a los demás. Y puede que nuestras acciones repercutan en los demás de manera notable. Ahora que estamos en estas fechas, y todo el mundo parece ser sacado de una película de Disney, intentemos quedarnos con esto durante todo el año. No con el buenísimo, sino con la sensación de intentar ayudar a los demás. La sensación de pensar que no solo estamos nosotros, sino que hay que más gente, y nuestras acciones pueden cambiar la vida de los demás.

¡Feliz año nuevo… feliz 2018!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

meme-lelpicoesquina

meme-aquiencorresponda

meme-hablandobajito2

meme-todoquedaencasa

meme-laimpertinenciaconstatnte

meme-tecnolorca

meme-hayqueseguir

meme-lapalabraembrujoazahar

meme-unaciudadmuchasrealidades

meme-pokerdebastos

meme-porelarticulo33

meme-lapielquequieres

meme-reflexionescontigo

meme-cafe-digital-con-juan-bermudez

 

Phelan