Café 52: Un café de fecha


Vivimos en una sociedad donde el tiempo vale demasiado para lo que realmente hacemos. Al igual que perder un día de nuestras vidas solo en una cosa… ya tiene que ser importante. En mi caso, lo es.

Juan Bermudez
@juanbermudez_

Café Digital 3 enero, 2018


¿A cuántos de nosotros se nos ha olvidado alguna vez alguna fecha importante? Adelante, siéntate bajo el sol en este frío y caluroso día según para quien. ¿Lo de siempre? En este 2018 quizá deberíamos intentar cambiar la forma en la que vemos las fechas, ¿no te parece? Por todos es sabido que el tiempo varía en su velocidad en función de si lo pasamos bien o si nos aburrimos. Pues creo que las fechas deberían ser vistas del mismo modo. Solo que pasa lo contrario.

Cuando marcamos en nuestro alentador calendario una fecha, puede significar dos cosas: la primera, la felicidad nos será entregada ese día; la segunda, un error garrafal del que ya no podemos deshacernos nos será transmitido ese día. Pero, sea lo que sea, está claro que cuando alguien marca una fecha en el calendario, es porque pretende que su vida cambie. A veces, no es un cambio drástico, sino más bien un pequeño cambio de rumbo hacia una nueva experiencia que puede durar unos minutos, o unas horas, pero que sin duda nos hará cambiar de parecer.

Vivimos en una sociedad donde el tiempo vale demasiado para lo que realmente hacemos. Al igual que perder un día de nuestras vidas solo en una cosa… ya tiene que ser importante. En mi caso, lo es. Sea para bien o para mal, cuando marco una fecha en el calendario, ya sea en uno de papel o en el móvil, es porque quiero que llegue ese día. Y la verdad es que el tiempo parece detenerse hasta que llega.

Lo más curioso de todo, y creo que estarás conmigo, es que algunos más y otros menos, pero, todo el mundo, alguna vez, ha ido tachando los días que le faltaban para acabar una determinada cosa o empezar otra distinta. Los seres humanos nos relacionamos por empatía con los demás, por nuestro beneplácito, por grandes acciones que pensamos que nos serán recompensadas tarde o temprano.

Es muy triste pensar que muchas personas han podido rellenar muy pocos calendarios porque se han ido de aquí casi sin despedirse. Otros, han podido completar muchos más… pero si nos paramos a pensar, ¿cuántos? ¿80? ¿100?. Cuando pienso que llevamos cumplidos varios calendarios ya y que, por mucho que queramos, algún día llegaremos al último de todos, me da un escalofrío que me da que pensar. Y nosotros sin saberlo… no sabemos cuál será el último. Pero lo que sí podemos hacer, es disfrutar cada día de nuestros calendarios al máximo, porque puede que algún día hayamos marcado en rojo el día de nuestro juicio final sin saberlo. En ese caso, como diría Sabina, que lucifer sea mi abogado de oficio.

¡Buena semana y a portarse bien! Que los reyes están de camino…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

meme-primer-instituto

meme-lelpicoesquina

meme-aquiencorresponda

meme-hablandobajito2

meme-todoquedaencasa

meme-laimpertinenciaconstatnte

meme-tecnolorca

meme-hayqueseguir

meme-lapalabraembrujoazahar

meme-unaciudadmuchasrealidades

meme-pokerdebastos

meme-porelarticulo33

meme-lapielquequieres

meme-reflexionescontigo

meme-cafe-digital-con-juan-bermudez

 

Tú publicidad aquí