Café 56: Un café de lengua


Hay grandes maestros de la lengua castellana que han quedado en el olvido. Ahora, lo que prima más, es escuchar como unos seres humanos sin cerebro se pasan la tarde debatiendo en la sobremesa de la televisión.

Juan Bermudez
@juanbermudez_

Café Digital 8 febrero, 2018


“Las mejores promesas son esas que no hay que cumplir”. Sin duda alguna cuando nos referimos a la lengua de Cervantes no somos conscientes de todo lo que puede suponer tener una lengua como el castellano, disponible para nosotros, para todo lo que queramos. Hay grandes maestros de la lengua castellana que han quedado en el olvido. Ahora, lo que prima más, es escuchar como unos seres humanos sin cerebro se pasan la tarde debatiendo en la sobremesa de la televisión.

Pero dejando a un lado a esa especie en concreto, si uno se para a pensar lo que podría hacer con nuestro vocabulario, me temo que no sería capaz de imaginar todas las palabras que existen, algunas de ellas tan preciosas como la propia lengua. Hay frases que quedarán en el imaginario colectivo como la que abre este café soleado. Por supuesto, esa frase pertenece a uno de los mayores creadores, ilustre creador me atrevería decir, que ha merodeado y jugado hasta más no poder, con nuestra lengua.

Aquellas frases que dicen que sí, cuando dicen que no. Aquellas frases que dicen pienso en ti, y no se me ocurre nada. O aquellas que dice que hay besos de esos que te los dan y resucitan a un muerto… para mí esas frases son historia viva, no porque sus autores aún sigan vivos, sino porque pasarán a la historia.

Por supuesto la música se lleva una gran parte de nuestra lengua. Cuando me refiero a música, y esto que quede bien claro, me refiero a música de verdad. No a una base constante con voz pasada por ordenador que dice cuatro frases sin sentido y que ahora está tan de moda y, por desgracia, vuelve loca a tanta gente que a veces pienso si… música de verdad. Pero no solo la música es partícipe de aquello. La literatura se lleva más parte aún. Grandes títulos de la novela clásica que ya casi ni se recuerdan. El cine, el teatro, la poesía… incluso el arte.

Tenemos la gran suerte de poseer una lengua que ha sido evolucionada gracias a los intelectos de Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Calderón, Francisco de Quevedo, Antonio Machado, Miguel Hernández, letras del grupo Jarcha, Joan Manuel Serrat o Joaquín Sabina, entre tantos y tantos otros.

En la escuela no se nos enseña a crear literatura, se nos enseña a estudiarla. He ahí donde nace uno de los principales problemas. No se nos enseña a crear, se nos enseña a reproducir la lengua. Ojalá llegue el día en que vuelven a nacer aquellos nombres que una vez cambiaron para siempre la historia de nuestra lengua.

¡Feliz semana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

meme-primer-instituto

meme-lelpicoesquina

meme-aquiencorresponda

meme-hablandobajito2

meme-todoquedaencasa

meme-laimpertinenciaconstatnte

meme-tecnolorca

meme-hayqueseguir

meme-lapalabraembrujoazahar

meme-unaciudadmuchasrealidades

meme-pokerdebastos

meme-porelarticulo33

meme-lapielquequieres

meme-reflexionescontigo

meme-cafe-digital-con-juan-bermudez

 

Tú publicidad aquí