Café 64: Un café alegre


Recuerdo que estábamos rodando cuando un mensaje llegó a mi móvil. En él, una noticia que realmente me afectó. La noticia contenía el siguiente mensaje: «Joaquín Sabina hospitalizado por un problema de circulación en una pierna».

Juan Bermudez
@juanbermudez_

Café Digital 25 abril, 2018


¡Hola, otra vez! Aquí seguimos dando guerra, ¡superviviente sí, maldita sea! Este fin de semana he estado rodando un nuevo corto. Se trata de un corto exprés junto a un amigo. Pensar, escribir, rodar, editar y exportar un corto en menos de treinta y dos horas no es tarea fácil. Sobre todo, cuando son dos personas nada más. Pero lo cierto es que lo sacamos adelante como dos jabatos, sin rechistar y disfrutando, que lo más importante, al fin y al cabo.

Recuerdo que estábamos rodando cuando un mensaje llegó a mi móvil. En él, una noticia que realmente me afectó. La noticia contenía el siguiente mensaje: «Joaquín Sabina hospitalizado por un problema de circulación en una pierna», «coño» pensé, «no puede ser verdad». Pero lo era. Y aunque no tengo la suerte de conocerlo en persona y él, por supuesto, ni siquiera sabrá de mi existencia, sentí una mezcla de sentimientos como si de verdad fuera alguien cercano a mí.

Seguí leyendo la noticia tan rápido como podía para intentar encontrar algo de buenas noticias más adelante. Lo encontré, lógicamente, casi al final de la noticia. Todo quedó en un susto, unos días de reposo y vuelta a la furgoneta para seguir cantando por España. Me llevé una gran alegría, entre comillas, sabiendo que seguirá dando guerra más tiempo.

Y esa alegría, seguía aumentando el fin de semana, no solo por la noticia, sino porque el cortometraje iba en aumento. Conseguimos sacarlo adelante, y ya solo quedaba editar y dejarlo listo para presentarlo. Lo hicimos, lógicamente. Y la felicidad seguía ahí. Aún sigue, pero ahora en menor medida. Controlar la alegría, la felicidad, es tan difícil -sino más-, como controlar la tristeza. La euforia, cuando se adentra en nosotros, es difícil apartarla y seguir como si nada. Quizá saber controlar ambos impulsos, el bien y el mal, solo esté a disposición de unos privilegiados mentalmente, como Rafa Nadal o algún que otro deportista.

¿A quién no se le ha escapado un grito, una sonrisa, una lágrima, una mueca cuando todo va bien? ¿O cuando todo va mal? Es difícil controlar los impulsos porque forman parte de nuestra vida. Y ahí seguimos, sin saber muy bien cómo explicar qué somos en realidad.

Para esta semana que viene, aparte de intentar aguantar el calor que tenemos encima, propongo que escuchemos nuestra música favorita, aunque sea solo un poco cada día. La vida es mucho mejor si tiene música… ¡buena semana!

Feramur 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

meme-primer-instituto

meme-lelpicoesquina

meme-aquiencorresponda

meme-hablandobajito2

meme-todoquedaencasa

meme-laimpertinenciaconstatnte

meme-tecnolorca

meme-hayqueseguir

meme-lapalabraembrujoazahar

meme-unaciudadmuchasrealidades

meme-pokerdebastos

meme-porelarticulo33

meme-lapielquequieres

meme-reflexionescontigo

meme-cafe-digital-con-juan-bermudez

 

JGD 2018