Café 69: El esfuerzo tiene su recompensa

Redaccion
@elsoldelorca

Las cosas rara vez vienen gratis, y de casualidad. De hecho, nunca vienen así. Y si vienen, no tendrán el mismo valor que lo conseguido a través del esfuerzo. Yo hace unos meses me marqué un reto enorme, que no sabría si podría conseguir o no: adelgazar.


Café Digital 26 septiembre, 2018


Hola queridos y queridas –nunca diré querides. ¿Cómo va la semana? Hoy quiero hablar en profundidad de lo que es el esfuerzo en sí. De lo que supone, de lo que te da, y de lo que te quita. Siempre tenemos que pensar que, si algo queremos, algo nos cuesta. Sea lo que sea. Tenga vida o tan sólo sea una meta que nosotros nos hemos marcado. Te pongo un ejemplo. Quieres adelgazar diez kilos. ¿Lo puedes hacer? Por supuesto que sí, aunque tengas mil barreras, lo puedes conseguir. Mírame a mí. Pero, claro, algo te va a costar.

Las cosas rara vez vienen gratis, y de casualidad. De hecho, nunca vienen así. Y si vienen, no tendrán el mismo valor que lo conseguido a través del esfuerzo. Yo hace unos meses me marqué un reto enorme, que no sabría si podría conseguir o no: adelgazar. Pues bien, con esfuerzo, sacrificio, ganas, valentía y un sinfín de adjetivos más, lo estoy consiguiendo. Pero, a cambio, algo me está costando. Me está costando tiempo, pero si algo quieres, el tiempo es lo de menos. Me está costando ganas, pues al fin y al cabo casi todo el día está enfocado a esta meta.

Así es como funcionan las cosas. Sin más, y sin menos. Así son. Y quien te diga lo contrario, quien te prometa un camino llano, lleno de paz y armonía, ¡miente como un bellaco! Ya lo dice Dan Brown, autor de El Código Da Vinci o Ángeles y Demonios, Inferno, Origen… en una entrevista que leí el otro día, dijo algo así como: «si alguien te asegura que tiene todas las respuestas de todo, ¡aléjate de él!». Y tiene razón. Vaya que si la tiene. No hay nadie en el mundo, ni nada, que lo sepa todo. De todo se aprende. De todo. Bien es cierto que la experiencia lo delimita todo. Pero ahí entra también el esfuerzo. Pues para tener sabiduría, uno ha de esforzarse. Uno ha de gastar su tiempo en aprender, en hacer cosas para un día saberlas hacer sin problema.

Como último consejo te diré que te plantees una pregunta. ¿Quiero hacer algo? Pues hazlo. Y no mires más. Limítate a cumplir tus sueños. Más vale arrepentirse de hacer algo, que arrepentirse de no haberlo hecho. Sé de lo que hablo. Ya lo dice Joaquín Sabina: «bastante trabajo me ha costado cometer mis pecados, como para ahora malbaratarlos en arrepentimientos vanos». Sin duda alguna, una verdad como un jodido templo.

¡Gracias de nuevo! Buena semana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

meme-primer-instituto

meme-lelpicoesquina

meme-aquiencorresponda

meme-hablandobajito2

meme-todoquedaencasa

meme-laimpertinenciaconstatnte

meme-tecnolorca

meme-hayqueseguir

meme-lapalabraembrujoazahar

meme-unaciudadmuchasrealidades

meme-pokerdebastos

meme-porelarticulo33

meme-lapielquequieres

meme-reflexionescontigo

meme-cafe-digital-con-juan-bermudez

 

Tú publicidad aquí