Café 74: Café digital, una de cal y otra de arena

Café 74: Café digital, una de cal y otra de arena

Aprende de los errores e intenta conseguirlo a la próxima vez, porque solo así es como se forjan los ganadores, la gente de éxito. No se forja estafando, o pagando. Se forja con trabajo, sacando las espinas del corazón, curando las heridas y disfrutando de la vida.

Hola queridos amigas y amigos. Esta semana se presenta de una forma un poco especial. Recientemente he tenido la fortuna de conocer las dos caras de la moneda. No diré el por qué, pero sí los momentos tediosos que me han llevado a descarrilar en este café los motivos de un sentimiento.

Vaya por delante que soy humano, como todo hijo de vecino, y pienso que si algo pasa es porque tiene que pasar. Eso de las supersticiones hace tiempo que las dejé a un lado. No creo en la mala suerte del trece, ni del martes, ni del jueves, ni siquiera creo en los cuentos para no dormir. Pero desde luego sí que creo en el engaño, en la corrupción, en las mentiras piadosas, como aquél que dice.

Y, desde luego, créeme cuando te digo que también creo en el bien, en las buenas acciones, en las verdades que corren a escondidas entre las mentiras. Porque sí, hay cosas que se hacen mal a caso hecho, o para beneficiar a otros. Pero, ¡ay! También está el otro lado de la moneda. Cuando la fortuna te sonríe es cuando más tienes que alejarte, observar la moneda y no pensar qué hay en la otra cara, sino disfrutar del momento.

Lo mismo digo si te ha salido cruz, hay que disfrutar del error, aprender del pasado y no pensar en: «¿qué hubiera pasado si…?» Porque eso no tiene ningún sentido. Tan solo sirve para llenarte la cabeza de pensamientos abstractos que nada tienen que ver con el presente. Es algo del pasado, y el pasado rara vez se puede cambiar. Así que lo único que uno puede hacer es ponerse a trabajar y mejorar día a día, para que la moneda siempre tenga el placer de desnudarse por el lado de su mejor cara.

Así que para esta semana tan solo te voy a pedir lo siguiente: intenta establecer una meta que sea benévola contigo y con tu vida, con tu día a día, e intenta conseguirla. Persíguela con todas tus fuerzas, con todo tu optimismo, con tus ganas… y si no lo consigues disfruta del momento. Aprende de los errores e intenta conseguirlo a la próxima vez, porque solo así es como se forjan los ganadores, la gente de éxito. No se forja estafando, o pagando. Se forja con trabajo, sacando las espinas del corazón, curando las heridas y disfrutando de la vida.
¡Buena semana!

 

1 comment

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

1 Comment

  • Gudea de Lagash
    4 noviembre, 2018, 19:52

    Aprender de los errores es un buen ejercicio de humildad, esa virtud que lleva camio de ser una rareza de coleccionista.
    Un placer leerte.
    Gudea de Lagash

    REPLY

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos