CASO NADIA: CUANDO EL MENOR DEJA DE SER PERSONA Y ES OBJETO


Perfecta campaña premeditada de publicidad o marketing y la pena, la vía, el medio destinado a una finalidad concreta, el lucro o la estafa a través de la enfermedad.

Pilar Enjamio

el embrujo y azahar 7 octubre, 2018


El caso de la menor Nadia recorrió medios de comunicación, tanto escritos como radio y televisión, una niña que llegó al corazón de todos, obviando algo tan importante como es la comprobación de exámenes y pruebas médicas. Tricotiodistrofia, una patología genética sin cura pero no como para conducir al fin de la vida en poco tiempo.

Perfecta campaña premeditada de publicidad o marketing y LA PENA, la vía, el medio destinado a una finalidad concreta, el lucro o la estafa a través de la enfermedad. Se observa acatisia que afecta al movimiento, la ansiedad que lleva a estar en continuo movimiento, desde balanceo o mover las piernas, hasta levantarse continuamente, una hiperkinesia o hiperactividad constante.

La medicina avanza a pasos agigantados, y en España hay excelentes profesionales, tanto en la sanidad pública como privada y terapias alternativas compatibles como el uso de plantas, hidroterapia, alimentación, pero claro, había que, supuestamente, inventar un único Centro en otro continente, y la premura, basándose en una muerte segura y pronta, en caso de no realizarse ese tratamiento o terapia.

Una niña sonriente y alegre que no tiene culpa de hallarse en un entorno que no demuestra amarla y no le importe que escuche las palabras muerte y enfermedad terminal de su padre. En este último caso, ante esta afirmación en televisión corrió asustada al regazo de su madre.

El daño psicológico creado en una mente infantil sin rubor, exponiéndola públicamente pueden crear una enfermedad o agudizar otra no tan grave. Cuando los pensamientos positivos son tan necesarios en una curación, esta menor escuchó de forma continua las palabras terminal, muerte o poca esperanza de vida.

La justicia decidirá, pero existen facturas de dinero empleado en algo muy distinto a la enfermedad o terapia curativa para erradicarla. La niña debe ser protegida, y estar y permanecer en un ambiente de equilibrio y de amor que no la deshumanice, quitándole el rasgo humano para convertirla en objeto, en mero medio para un fin.

Pilar Enjamio. Psicólogo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

meme-primer-instituto

meme-lelpicoesquina

meme-aquiencorresponda

meme-hablandobajito2

meme-todoquedaencasa

meme-laimpertinenciaconstatnte

meme-tecnolorca

meme-hayqueseguir

meme-lapalabraembrujoazahar

meme-unaciudadmuchasrealidades

meme-pokerdebastos

meme-porelarticulo33

meme-lapielquequieres

meme-reflexionescontigo

meme-cafe-digital-con-juan-bermudez

 

Tú publicidad aquí