Crear un jardín botánico en el cortijo del Escarambrujo y un museo etnográfico y del agua

Según Martín, “se trata de dos magníficas oportunidades para dotar al municipio de espacios públicos de gran interés natural, etnográfico, cultural y turístico, con cuya rehabilitación debe comprometerse el Ayuntamiento, por tratarse de patrimonio sentimental de los lorquinos, y que en estos momentos están condenados a la ruina absoluta”.