Eco lejano. Impertinencia XXVII.

Eco lejano. Impertinencia XXVII.

El caso es que esta impertinencia suena a despedida y no es mi intención, pero no me queda otra. Lo de Lorca suena como un eco lejano (no te hagas eco de esto, Jesús) y se ha convertido en un terreno difícil de domesticar y hacerlo navegable.

Yo soy español oe oé y tal…tú también. Más allá de las victorias futbolísticas nos mueve algo más, pero tenemos claro que españoles somos y como españoles sentimos y morimos, y el copón divino y quien diga lo contrario es un puto antiespañol o a lo mejor, un catalán. O vasco, pero eso harina de otros costal.

¿Y lorquino? Pues el que más. Cuantas más fotos compartas en Facebook más lorquino eres, porque de esa forma demuestras más lorquinismo y así queda patente. Pero al fin y al cabo por dentro te sientes como un gilipollas.

Está muy mal eso de ir como un salvapatrias de tres al cuarto haciendo copy paste de las noticias que gente honrada, currelas del periodismo redactan para que ni siquiera pongas la fuente o la pongas escondida o disimulada al final. Y si soy una mosca cojonera es porque sé de sobra lo que cuesta ganarse la vida con lo que tú haces gratis. Reventarás, al tiempo. O al menos da las gracias, no cuesta y reconforta. A la larga te sientes mejor persona.

El caso es que esta impertinencia suena a despedida y no es mi intención, pero no me queda otra. Lo de Lorca suena como un eco lejano (no te hagas eco de esto, Jesús) y se ha convertido en un terreno difícil de domesticar y hacerlo navegable.

Me gustaría que aquella gente que ha tratado de hacérmelo soportable no me recuerde como aquél que le ha dado la receta para hacer cola con sosa caustica y harina para pegar carteles y poco más, he tratado de aportar todo aquello que estaba en mi mano, pero de ahí a postular locuras… pues no, hasta he tenido que pedir disculpas por anticipado por aquello que iba a suceder después.

Siempre he pensado que demostrar ser inteligente consistía en escuchar y tener en cuenta a aquellos que bien te quieren y veo que no hay amor y sin amor como el que oye llover.

Vayamos a otra cosa, esto ya no tiene arreglo y esta impertinencia…tampoco. Va siendo hora de despedirse.

P.D Lo que más me fastidia es no decir nada en concreto.

[irp posts=»14588″ name=»Los genios no lloramos»]

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *