El año de las maravillas

José Quiñonero Hernández

Aquello de “año que entra en martes, año de desastres” no tenía visos de cumplirse en esta ocasión, porque ciertos augures clarividentes ya avizoraban signos inequívocos de optimismo y bonanza al ver el gentío que se agolpaba en las noches previas a la llegada de los Reyes Magos en calles y plazas, y sobre todo, en los comercios.


Primer Instituto 17 septiembre, 2018


Cuando expiraba el viejo año 1927, los ciudadanos de la urbe lorquina y los indígenas de las huertas, secanos y cabezos del valle guadalentino estaban lejos de sospechar que el nuevo sería un annus mirabilis, casi en todo semejante al 1492, en el que ocurrió, según las crónicas, la mayor cosa del mundo, que fue el descubrimiento de las Indias, además de la conquista de Granada y otros hechos no menos memorables.

Aquello de “año que entra en martes, año de desastres” no tenía visos de cumplirse en esta ocasión, porque ciertos augures clarividentes ya avizoraban signos inequívocos de optimismo y bonanza al ver el gentío que se agolpaba en las noches previas a la llegada de los Reyes Magos en calles y plazas, y sobre todo, en los comercios, de manera que si tú hubieras estado allí no necesitarías que nadie te hubiera contado que el público “abundaba copiosamente” en las tiendas de Montiel y de Romera y que era imposible no solo entrar en el moderno Palacio de las Medias, ni aún pasar por la calle. Ni necesitarías leer en la crónica fidedigna de Juan del Pueblo, en La Tarde de Lorca, que la tienda de Las Novedades, las confiterías y todo tipo de comercios “hicieron su agosto entre diciembre y enero”, poniendo a modo de ejemplo Miralles, “donde solo ha quedado la estantería”; ni acudir a El Liberal, que certifica que “los comerciantes, sobre todo Montiel, se han puesto las botas”.

La calle Corredera, entonces llamada Canalejas, en los años 20 del pasado siglo (Menchón-AML).

Y también hubieras intuido que este espíritu festivo anticipaba la llegada, recién acabadas las celebraciones navideñas, del “espectáculo más brillante y fantástico del mundo”, de la que el plumífero local dejó constancia pronosticando que “Lorca entera acudirá a presenciar ese espectáculo nunca visto”, que no será otro que el Circo Krone, del que, instalado en la explanada de los sangradores para asombro y maravilla de los habitantes de toda la región, todos contarán y no acabarán durante años, tras haber sido testigos en la segunda semana del año de aquel prodigio, del que Cervantes podría haber dicho, sin exceso alguno, que fue “la más memorable y alta ocasión que vieron los pasados siglos ni esperan ver los venideros”. Al menos en los confines de nuestra aldea.

Pero he aquí que, andando los días y los meses, tras el reciente acuerdo de concesión de las aguas de los ríos Castril y Guardal, te habrías enterado de que la urbe se preparaba para un nuevo acontecimiento, que un cronista del lugar calificó como “el acto más grande que se registra en los fastos de la historia de la cultura contemporánea de esta bella ciudad”. Evento que no será otro que la inauguración del Instituto de Segunda Enseñanza, el día 25 de octubre, con festejos y oropeles que no envidiarán los repiques de campanas, iluminaciones públicas, pasacalles y conciertos, tedeums y procesiones cívicas que habían adornado la inauguración del primer Instituto, luego fracasado, el 10 de octubre de 1864. De todo esto y más, incluidos los floridos discursos que ensalzarán “la belleza de la tierra” y los beneficios que supondrá el centro para la instrucción de sus habitantes, darán cumplida y alborozada cuenta los reporteros del momento, para que se tenga entera noticia del buen suceso.

Una respuesta a “El año de las maravillas”

  1. ¡Vaya aperitivo! Esto es lo que se dice poner la miel en los labios y dejarnos sedientos a la espera del próximo capítulo. Nos armaremos de paciencia para aguantar el tirón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

meme-primer-instituto

meme-lelpicoesquina

meme-aquiencorresponda

meme-hablandobajito2

meme-todoquedaencasa

meme-laimpertinenciaconstatnte

meme-tecnolorca

meme-hayqueseguir

meme-lapalabraembrujoazahar

meme-unaciudadmuchasrealidades

meme-pokerdebastos

meme-porelarticulo33

meme-lapielquequieres

meme-reflexionescontigo

meme-cafe-digital-con-juan-bermudez