EL ESTRÉS, ESE ENEMIGO TAN POTENTE

EL ESTRÉS, ESE ENEMIGO TAN POTENTE

Este cambio de actitud, de pensamiento y de sentir contagiará a nuestro entorno con esa chispa de energía tan necesaria para afrontar los retos más difíciles, seguros de nuestro triunfo, de nuestro tesón y fuerza. Conscientes de que innumerables barreras han sido superadas apareciendo una palabra mágica, RENACER.

Determinadas circunstancias en la vida nos ponen en situaciones límite que creemos que son insuperables pero no es así ya que si tienen solución. Pero en medio hay multitud de trabas y obstáculos que te hacen estar vigilante y en un estado de alerta continuo.

Evidentemente dejan secuelas que, según la personalidad del individuo, son superables en poco tiempo o en mucho tiempo. Dice el dicho que ‘lo que no destruye te hace más fuerte’ y es cierto. Te enfrentas a un gigante que es un reto y descubres en ti esa fuerza inimaginable y que desconocías.

El agotamiento y cansancio físico redunda en un cansancio y agotamiento emocional y de este modo nace el estrés, como si de una astenia primaveral se tratase. Se suma lo físico y lo mental. A veces en un cambio de contexto o ambiente obra el mayor de los milagros trocando la apatía en dinamismo y esos límites del ‘no puedo más’ se obvian totalmente.

A veces lo que vemos negativo se transforma en positivo desde una óptica dada por el paso del tiempo. Después de una vivencia con cierto rasgo traumático o de desequilibrio hay un nuevo planteamiento vital y de prioridades. Se valora lo ínfimo, lo sencillo, un simple rayo de sol, un paseo, un café en una terraza con amigos o en soledad.

Respirar en la doble concepción de la palabra. Respirar el aire fresco de la naturaleza y respirar y de forma muy profunda una nueva etapa donde lo primordial es lo que siempre debió ser y no fue. Prima la belleza e importancia de lo sencillo, lo más cotidiano, adquiriendo todo un nuevo color y acaso viendo lo que antes no veíamos y teníamos frente a frente o a nuestra vera.

VIVIR con mayúsculas, sorbo a sorbo, minuto a minuto, eliminando personas y ambientes tóxicos y eligiendo el disfrute de todo aquello que nos equilibra y llena nuestras expectativas con calma y sosiego.

Este cambio de actitud, de pensamiento y de sentir contagiará a nuestro entorno con esa chispa de energía tan necesaria para afrontar los retos más difíciles, seguros de nuestro triunfo, de nuestro tesón y fuerza. Conscientes de que innumerables barreras han sido superadas apareciendo una palabra mágica, RENACER.

Nosotros y sólo nosotros tenemos la varita mágica de cambiar nuestro futuro para bien o para mal. Nada ni nadie puede vencerte porque tu eres el vencedor.

Pilar Enjamio. Psicólogo

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos