EL JUEGO DE LOS ESPEJOS

Francisco José Motos
@FJMotos

Es antigua la técnica de ir poniendo espejos unos frente a otros y en diferentes posiciones para que acaben deformando las figuras que proyectan y por tanto la realidad que pretenden reflejar.


A quien corresponda 28 noviembre, 2018


La subjetividad no deja de ser una forma de posicionarse en el mundo. Hay quien hace de su derecho a ejercerla todo un ejercicio de fuga de la realidad, y pretende imponer su visión, que es la forma más grotesca de subjetividad, al resto del mundo.

De esto tenemos ejemplos como para parar un tren. Por decir alguno que a todos nos suena y de rabiosa actualidad, mencionaré al actual mandatario estadounidense. Sí ese que ha hecho de la alteración de la realidad, y de la falsificación de los hechos objetivos toda una religión personal que está inyectando a un gran número de sus conciudadanos. No obstante la mitad de todos los habitantes de su país, aproximadamente, le votó en las últimas elecciones celebradas allí.

Es antigua la técnica de ir poniendo espejos unos frente a otros y en diferentes posiciones para que acaben deformando las figuras que proyectan y por tanto la realidad que pretenden reflejar. Pero la diferencia con los tiempos actuales, cada vez más líquidos, es que ahora se nos quiere hacer creer que son las figuras distorsionadas las reales, y las otras las falsas.

Ocurre cada vez con más frecuencia y uno de esos casos más sangrantes, por lo que representa, es sin lugar a duda esa teoría que se pretende dar por bueno, por hechos objetivos con carácter de dogma, la afirmación que propugna que aumentar el salario mínimo interprofesional en España va a provocar todos los males de la economía habidos y por haber.

Muy “trumpiana” afirmación, si se me permite la expresión; nada más lejos de la realidad.

Lo cierto es que sin consumo la economía no funciona, y que salarios de 700 euros hacen que aquellos que los perciben no puedan ni cubrir sus necesidades básicas. Y que mientras los salarios elevados, sobre todo de altos directivos, véase lo que cobra la directora del FMI por ejemplo (sobre el medio millón de euros) y que se permite tan alegremente recomendar que no se suba en la cuantía que se está diciendo, y que se empobrezca a aquellos que no tienen tanta suerte como ella.

¡Qué no nos engañen diciendo que la austeridad es muy buena cuando quienes la preconizan viven a cuerpo de rey!

A todos esos sí que habría que aplicarle el juego de los espejos y que esta vez les devolviera a ellos la imagen transformada en un mísero trabajador con un salario de 700 euros, o en un pensionista con una pensión de miseria. Y después que preconicen lo que quieran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

meme-primer-instituto

meme-lelpicoesquina

meme-aquiencorresponda

meme-hablandobajito2

meme-todoquedaencasa

meme-laimpertinenciaconstatnte

meme-tecnolorca

meme-hayqueseguir

meme-lapalabraembrujoazahar

meme-unaciudadmuchasrealidades

meme-pokerdebastos

meme-porelarticulo33

meme-lapielquequieres

meme-reflexionescontigo

meme-cafe-digital-con-juan-bermudez