EL SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL ES VIOLENCIA Y MALTRATO


Como profesional de la Psicología yo creo en este síndrome al comprobar los gravísimos daños en el equilibrio y desarrollo físico, psíquico y emocional del menor. El SAP es un vínculo patológico entre madre e hijo.

Pilar Enjamio

el embrujo y azahar 12 noviembre, 2017


El SAP o síndrome de alienación parental es un concepto acuñado por el psiquiatra Richard Gardner. A pesar de adversarios, que lo perciben como pseudo científico, es una realidad palpable reconocida como trastorno de la salud por la OMS y la Sociedad Americana de Psicología.

Como profesional de la Psicología yo creo en este síndrome al comprobar los gravísimos daños en el equilibrio y desarrollo físico, psíquico y emocional del menor. El SAP es un vínculo patológico entre madre e hijo. Madres paranoicas, obsesionadas con odio y venganza a sus ex parejas. Los menores llegan a compartir esas fantasías paranoicas a través de la manipulación, que destruye e intenta eliminar la figura del padre. Lo que vulgarmente se denomina lavado de cerebro.

Fruto de estas artimañas se trunca el pensamiento e ideas positivas de un menor respecto a la figura parental, tiñéndolas de la negatividad más absoluta. Se pasa de la admiración y consideración de alguien de referencia a su bloqueo y destrucción. Es tan grande en muchas ocasiones, este control de la mente de un hijo, que es de dos, que puede provocar pánico, como una especie de alucinación transmitida tóxicamente, al contacto con la figura paterna.

Intimamente relacionado con el síndrome de alienación parental se halla una personalidad patológica de quien lo ejerce caracterizada por narcisismo, obsesiones, mitomanía, paranoias, complejo y baja autoestima. El odio y rencor ante una ruptura relación se manifiesta en forma de chantaje emocional con lo que más duele que es un hijo.

VENGANZA, esa es la palabra más definitoria. Tristemente y en muchas ocasiones no hay la mínima empatía ni con la ex pareja ni con el ser alienado, al que sólo se usa como un mero objeto de distorsión entre ambos progenitores. Para un perfecto equilibrio emocional es necesaria la presencia de padre y madre. En casos de alienación parental no basta un tratamiento terapéutico. Es necesaria la retirada de custodia de la persona alienante durante un tiempo y dársela al padre para que esta mente infantil se vaya recuperando poco a poco y lejos de ese ambiente e influencia tan tóxica.

También te puede interesar ->  LA SOCIEDAD ENFERMA DICE QUE UNA MUJER VIOLADA ES CULPABLE

El contacto con el entorno anterior se desaconseja momentáneamente. No en vano se han vivido anteriormente gratificaciones ante el tono despectivo de un menor influenciado a su padre y castigos en caso contrario. Se crea una historia con dos personajes principales, víctima y verdugo. Esto conlleva la sobrevaloración de un miembro y la infravalorización del otro. Es clarísimo que la percepción del otro está influenciada por lo que nos cuenten los demás.

Aunque inicialmente no se perciba en la mente del niño se va creando una duda hasta establecerse la creencia que otros pretenden. Por lo tanto es grave e imperdonable el modelar a alguien según una óptica patológica y enferma anulándole el valor más preciado que es la libertad, su libertad.

Pilar Enjamio. Psicóloga

 

meme-lelpicoesquina

meme-aquiencorresponda

meme-hablandobajito2

meme-todoquedaencasa

meme-laimpertinenciaconstatnte

meme-tecnolorca

meme-hayqueseguir

meme-lapalabraembrujoazahar

meme-unaciudadmuchasrealidades

meme-pokerdebastos

meme-porelarticulo33

meme-lapielquequieres

meme-reflexionescontigo

meme-cafe-digital-con-juan-bermudez

 

Phelan