EL SÍNDROME POST VACACIONAL

EL SÍNDROME POST VACACIONAL

En todo esta vorágine de locura de sociedad es primordial esa calma y paz que te da tanta felicidad, y porque los sentimientos y sensaciones únicos son descubiertos sin buscarlos, nacen, son el regalo del universo y, una vez los conoces, ya no hay nada igual.

Más que nadie puedo transmitirlo porque yo lo estoy sufriendo y me está durando demasiado. O acaso ocultos bajo este síndrome se hallen frustraciones o ambientes que jamás te aportaron positividad y has obviado en vacaciones, alejada de todo y de todos en un mundo aparte, lejos de lo cotidiano, lo que afrontas como sabiamente puedes.

Es evidente que el clima influye a nivel mental y un clima cálido es el mejor antidepresivo natural. Un clima húmedo y lluvioso afecta a nivel psique con tristeza, apatía, dolores óseos, afectación bronquial y pulmonar y más sedentarismo e imposibilidad de contacto con la naturaleza, con el aire libre. Y

PORQUE CADA UNO SIENTE A SU MANERA, TIENE GUSTOS Y EMOCIONES PROPIAS QUE SÓLO ÉL ENTIENDE Y VIBRA CON ELLAS Y SON LA MOTIVACIÓN DE VIVIR.

En todo esta vorágine de locura de sociedad es primordial esa calma y paz que te da tanta felicidad, y porque los sentimientos y sensaciones únicos son descubiertos sin buscarlos, nacen, son el regalo del universo y, una vez los conoces, ya no hay nada igual.

Siempre queda la ilusión de la vuelta a ese lugar mágico, de escapadas anuales, de soñar mientras y revivir a través del recuerdo con la intensidad de lo vivido y sentido. Quizás muchos no tienen o no pueden tener esas vivencias y los que las hemos experimentado las recordamos como un día de sol después de la oscuridad. Oscuridad no sólo en el ambiente sino en el alma, en las vibraciones de todo un entorno que no motiva en absoluto sino todo lo contrario.

Lo más sencillo, pasear descalza por la arena con una camiseta, eso ya es la mayor felicidad sin lujos, sin artificios pero libre, totalmente libre como el pájaro sale de su jaula y vuela en libertad.

Lo que no te gusta ni te aporta te desequilibra física y psíquicamente, te anula, te hace tremendamente infeliz y por ello hay que buscar motivaciones nuevas que te hagan sentir en plenitud aunque sean lo más nimio y sencillo, lo que para otros es indiferente pero a ti de energiza y vigoriza, desde un simple café en compañía hasta un amanecer o atardecer con quien amas y el firme pensamiento de que pronto se repetirá la presencia en el mismo lugar de antaño, el que te dio tanta vida y felicidad.

Pilar Enjamio. Psicólogo

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *