ESPAÑA AHORA ES DICTADURA Y CORRUPCIÓN

ESPAÑA AHORA ES DICTADURA Y CORRUPCIÓN

Los que vivimos felices con nuestra profesión, con ver el rostro de felicidad y armonía en otros gracias a la terapia psicológica, los que buscamos la raíz de las conductas no tenemos tiempo de fisgonear ni nos importa lo que hagan otros y, la verdad, no es ningún mérito ocupar la silla de la mediocridad y usurpar la profesionalidad de otros.

La verdad es que uno observa con estupor y asombro una España corrupta donde se coarta la libertad de expresión a los que somos profesionales y se permite en televisión hurgar en la intimidad y el respeto a las personas por puro morbo.

He visto en ‘Ya es mediodía’ de Tele 5 como Cruz Morcillo sin el mínimo pudor dice había litio en la mochila de Blanca Fernández Ochoa y que era usado para el trastorno bipolar. Ya la hemos visto en ocasiones varias hablar de perfiles sin ser profesional de la Psicología y osa decirle a la psicóloga Ana Villarubio que no hable de trastorno mental o emocional.

Las psicólogos guardamos secreto profesional de enfermedades y sustancias pero estamos capacitados para prevenir y hablar de la trascendencia de lo emocional en cualquier situación vital. Yo he visto como se me bloqueaba un día en Facebook, hasta ayer a las 7 y antes de las siete me bloquean de nuevo a no poder compartir en grupos y opinar.

Más que nunca ves como no profesionales se nutren de tu experiencia y artículos para seguir con el trasero en una silla de colaborador. Nunca el síndrome de Procusto ha sido tan actual como ahora donde estos mindunguis te bloquean porque brillas más que ellos y eres rival.

Se lleva para mofa y puro espectáculo a personajes que hablan de gallos violadores. a lo esperpéntico pero que da audiencia. He visto como algún colaborador me decía que yo era muy profesional y no me llamarían porque estaban fijos.

Gusta demasiado una silla pero el destino pone a cada uno en su sitio porque nada es inamovible, ni eterno y parece ser que la TV ahora es de mediocres y quien no está dispuesta a todo por dignidad, profesionalidad y vergüenza es ignorada.

La comunicación es importante, también la escrita, pero ahí también se meten acomplejados espiando redes para que no puedas extender lo válido. Preparación, lucha porque es muy triste y demuestra ineptitud total estar pendiente de fastidiar al otro como la leyenda de la luciérnaga y el sapo.

Los que vivimos felices con nuestra profesión, con ver el rostro de felicidad y armonía en otros gracias a la terapia psicológica, los que buscamos la raíz de las conductas no tenemos tiempo de fisgonear ni nos importa lo que hagan otros y, la verdad, no es ningún mérito ocupar la silla de la mediocridad y usurpar la profesionalidad de otros.

Pilar Enjamio. Psicólogo

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos