Hablando de amistad

Hablando de amistad

-Un amigo no viene por arte de magia, no surge de la nada, hay que buscarlo, no forzarlo y hay que poner medios para lograrlo. Que afortunada contestación –adujo Lola – seguramente he dado con un psicólogo, ¿me equivoco?, pues si contestó, soy experto en telecomunicación y valoro mucho la amistad desinteresada y sincera, alejado de mi familia extensa, he tenido en los amigos ese apoyo que todos debemos tener, la soledad fue la enfermedad del siglo XX y no parece que las nuevas tecnologías, traigan la solución a la misma…

Mi admirada y ya prócer, Lola Lafallette, ha retomado sus conferencias tras el paréntesis navideño. No te preocupes, me dijo contestando a mi lastimera llamada, aunque no puedas asistir a mi próxima conferencia, – sé que te pilla lejos Pamplona- , te haré llegar la grabación, no en vano estamos en la era de las smart cities –ciudades inteligentes- ya lo he recibido y os hago un pequeño relato de mi impresión y comprensión del núcleo de su conferencia. La Amistad.
Se la sigue viendo estilizada y sencilla, conjuntada en color burdeos, aprecio muy bien en el vídeo que se deja el atril, se baja de la tarima y se va mezclando entre la audiencia, mientras habla, eso sí, micro en mano.

Quiero saber de ti cada mañana,
te podré ver o no, siempre con gana,
Sé que tengo un tesoro por amiga,
no es fácil conseguir la amistad sana.
Administra bien su voz pautada, es un verso y hay que ponerlo en la escala.

Os voy a llamar amigos, la amistad decía, tiene la ventaja sobre el amor, es que aunque lo englobe, no es tan melancólica su pérdida. La buena amistad siempre es alegría, confianza, lealtad, apoyo y respeto. Es saber que tienes alguien que te defenderá ante avatares de la vida, que se alegrará contigo, que te dejará llorar a su lado…
¿Como lograrlo?, -le cedió el micro a la persona que tenía mas cercana, recabando su pública opinión– la persona, mirando a su derredor, debió encontrar un clima acogedor y propicio para expresarse con tranquilidad y fijaros que bonito y certero lo que dijo:
-Un amigo no viene por arte de magia, no surge de la nada, hay que buscarlo, no forzarlo y hay que poner medios para lograrlo. Que afortunada contestación –adujo Lola – seguramente he dado con un psicólogo, ¿me equivoco?, pues si contestó ,soy experto en telecomunicación y valoro mucho la amistad desinteresada y sincera, alejado de mi familia extensa, he tenido en los amigos ese apoyo que todos debemos tener, la soledad fue la enfermedad del siglo XX y no parece que las nuevas tecnologías, traigan la solución a la misma…
Sigue Lola, nuevamente se apropia del micro y resalta que la amistad puede darse en personas diametralmente opuestas en gustos, es como un espejo que nos refleja con objetividad y nos conduce a retomar el equilibrio, nos sitúa en un plano de humanidad necesario para la mejor convivencia.
Como siempre Lola me engancha con sus trabajadas y contrastadas observaciones. Hasta otro día amigos, y permitid que retome el título de este espacio literario …hay que seguir …

Fdo. Mari Sol Morente 

 

[irp posts=»16049″ name=»REFUGIADOS»]

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *