HALLOWEEN: ¿MERO DISFRAZ O CALCOMANÍA DE LA SOCIEDAD ACTUAL?

HALLOWEEN: ¿MERO DISFRAZ O CALCOMANÍA DE LA SOCIEDAD ACTUAL?

or supuesto cada persona tiene sus gustos y preferencias y es muy respetable, pero hay que tener mucho cuidado con las patologías en jóvenes después de hacer rituales en cementerios con pesadillas, ataques de pánico, angustia y alucinaciones, fruto también de las sustancias consumidas durante esa noche de magia y ritual.

Me lo decía una compañera, que Halloween es el reflejo, la imagen representada de una sociedad de seres siniestros, oscuros, tanto en política como en la vida. Cada vez observamos, más a menudo y con asombro, el enfrentamiento del hombre al hombre, la agresividad, la intolerancia, el insulto, el atemorizar y coaccionar si no eres del mismo pensamiento.

La ingratitud es habitual, la gente no tiene memoria y olvida a quien le ayudó. Se está cosificando al ser humano, basando su relación en función de un interés, ya sea pasajero o más duradero, convirtiéndose en un medio no un fin para satisfacer el egocentrismo de quien en el fondo no es más que un acomplejado.

Particularmente a mi no me gusta una fiesta o rito importado como Halloween, lo veo antiestético y vulgar como representando el inframundo, la oscuridad en un día que muchos jóvenes realizan rituales de santería y magia negra a través de una ouija, invocando espiritus o sacrificando animales como gatos para purificarse y energizarse según su creencia.

Yo me quedo con las castañas asadas y la leña en la chimenea y la manta en el sofá. A muchos padres no les gusta y dicen que lo hacen por sus hijos, lo que a todas luces se ve como una disculpa, porque hay múltiples de actividades creativas para los niños.

Las calabazas para la decoración y transmitir positividad con su tonalidad naranja que envuelve el ambiente. Por supuesto cada persona tiene sus gustos y preferencias y es muy respetable, pero hay que tener mucho cuidado con las patologías en jóvenes después de hacer rituales en cementerios con pesadillas, ataques de pánico, angustia y alucinaciones, fruto también de las sustancias consumidas durante esa noche de magia y ritual.

Acaso lo desconocido tiene un enorme poder de atracción, explorar nuevas experiencias sin ser conscientes de las consecuencias, ni peligros cuando traspasan un mero disfraz o celebración. Reirse un poco de sí mismo no está mal, compartir con amigos, bailar, creatividad, fantasía, teatro, atrevimiento, bromas,… Lo peor es cuando seres siniestros y oscuros habitan en la realidad y a esos si hay que enfrentarse.

Pilar Enjamio. Psicólogo

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *