Honrar el trabajo es honrar la vida


Celebrando el día del trabajo, fiesta que honra el trabajo cotidiano y la necesidad de descanso, celebremos día a día poder trabajar, quienes así puedan hacerlo, y la esperanza de conseguirlo quienes no tienen la oportunidad en el momento actual.

Trinidad Herrero

Todo queda en Casa 1 mayo, 2017


Celebrando ya el día del trabajo, fiesta que honra el trabajo cotidiano y la necesidad de descanso, celebremos día a día poder trabajar, quienes así puedan hacerlo, y la esperanza de conseguirlo quienes no tienen la oportunidad en el momento actual.

Nuestra Constitución, en su artículo 35, reconoce a todos los españoles “el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo”.

Qué lejos queda la realidad de estos derechos, y cuantos otros se han perdido en los últimos tiempos, derechos que consiguieron los trabajadores que nos precedieron a base de luchas, pagando incluso en muchas ocasiones con su vida y que tan fácilmente se han barrido de un plumazo y que de forma tan dócil hemos aceptado los ciudadanos.

La Constitución de 1978 como máxima expresión de la recién conseguida democracia en aquel momento en nuestro país, queda cercana en el tiempo y, en algunos casos muy lejos de la realidad actual. Conmemorando el día del trabajo sigo con el artículo que protege uno de los fundamentales derechos ciudadanos: El deber de trabajar y el derecho al trabajo: el deber existe, y también debería existir el derecho a hacerlo, pero en estos tiempos no es posible para un número demasiado alto de ciudadanos. Libre elección de profesión y oficio: un sueño olvidado para muchos, una oportunidad para otros al haber perdido el empleo que le daba de comer. Un sueño del que estaría bien despertar y trabajar en pos de ello. Promoción a través del trabajo: en estos momentos, difícil en algunos campos, tal vez posible en lo individual, si nos promocionamos a nosotros mismos en lo personal creceremos como personas y aunque no da de comer, lo que comamos nos alimentará mejor. Remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia: sin comentarios… Sin discriminación por razón de sexo: me gustaría pensar que estamos en ello, o mejor aún, que ya lo hemos conseguido. Me gustaría mucho.

Mi personal y positiva visión de la vida, no hace que lo menos positivo y real de lo cotidiano pase desapercibido a mi mirada. Y aunque me gusta incitar a los lectores a tener una mirada amplia sobre cada persona, hecho o acontecimiento, ya sea personal o social, individual o colectivo, mirar e integrar lo injusto, doloroso y humanamente inaceptable, también hace que podamos tomar en el corazón la vida con toda su plenitud, entendiendo o no, que está compuesta de sabores dulces y amargos, y todo ello pertenece a ésta, nuestra vida y que excluir lo que nos duele, lo que no aceptamos porque es demasiado cruel para nuestro corazón, hace que no podamos vivir plenamente y con los pies en la tierra disfrutando de cada instante.

Con los pies en la tierra que nos sostiene, la mirada al frente para ver la realidad y de vez en cuando elevarla hacia el cielo para rezar, el que rece, o para pedir al Universo un poco de clemencia, nos da esperanza y fe, en que las cosas pueden cambiar para mejorar la raza humana. Y a esta raza pertenecemos todos, así que empecemos por nosotros mismos. De esta manera honramos no solo el día del trabajo, sino la vida misma.

También te puede interesar ->  De abuelos y nietos

 

meme-lelpicoesquina

meme-aquiencorresponda

meme-hablandobajito2

meme-todoquedaencasa

meme-laimpertinenciaconstatnte

meme-tecnolorca

meme-hayqueseguir

meme-lapalabraembrujoazahar

meme-unaciudadmuchasrealidades

meme-pokerdebastos

meme-porelarticulo33

meme-lapielquequieres

meme-reflexionescontigo

meme-cafe-digital-con-juan-bermudez

 

Phelan