LA CREACIÓN Y LA ILUSIÓN DOS COSAS BUENAS SON


Y si hablamos de los villancicos que se escuchaban con una carencia casi celestial y nos hacían creer que el mundo era un lugar mejor.

Francisco José Motos
@FJMotos

A quien corresponda 13 diciembre, 2017


En tiempos pre navideños nos hallamos, queridos amigos y lectores. Y toca hablar de aquellas cosas que nos llevan a nuestras ilusiones más primarias.

¡Quien no se acuerda que cuando era niño le fascinaban las luces que iluminaban la noche con su tintinear festivo! Y si hablamos de los villancicos que se escuchaban con una carencia casi celestial y nos hacían creer que el mundo era un lugar mejor.

Nos sentíamos arropados por los buenos sentimientos, entre el vasto devenir de los días que tomaban su tregua anual en estos días. Todo parecía mágico, todo parecía mejor.

Tal vez los que éramos mejores, éramos nosotros mismos y eso lo proyectábamos a todo lo que nos rodeaba. El martillear de las botellas rugosas de anís que producía un sonido que destapaba los sentimientos navideños. La ilusión porque esos Reyes Magos pasaran por nuestras casas y nos dejaran algunas de las cosas que habíamos pedido.

Hoy me puedo imaginar a nuestros padres haciendo cábalas y números para ver como les era posible que esos mismos Reyes Magos atendieran alguna o algunas de nuestras peticiones. Y no era infrecuente, precisamente, que se trastocaran las peticiones, y donde se había pedido una bicicleta viniera un juego didáctico o un libro. Y claro, nosotros preguntábamos el porqué.

Y nuestros atribulados progenitores intentaban hilvanar alguna explicación que pareciera coherente a la mentalidad de un niño para salir del paso. Como deben haber tenido una confusión con la dirección, y otras cosas aún más peregrinas. Y para conformarnos: “El año que viene verás como no hay confusión”.

Hoy día, en que los míos ya no están vivos, y a los que con vuestro permiso dedico unos sentidos sentimientos y recuerdos, os animo a todos a que viváis estos días lo mejor posible. Seamos conscientes de todo lo que tenemos, recordemos a aquellos que ya no están, y hagamos que estos días sean de paz y de armonía hasta donde nos sea posible. El niño que todos fuimos siempre ha de estar en nosotros.

Felices días para todos os deseo de corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

meme-lelpicoesquina

meme-aquiencorresponda

meme-hablandobajito2

meme-todoquedaencasa

meme-laimpertinenciaconstatnte

meme-tecnolorca

meme-hayqueseguir

meme-lapalabraembrujoazahar

meme-unaciudadmuchasrealidades

meme-pokerdebastos

meme-porelarticulo33

meme-lapielquequieres

meme-reflexionescontigo

meme-cafe-digital-con-juan-bermudez

 

Phelan