LA HISTORIA DE JAVIER, UN NIÑO ACOSADO


No termino de estar bien pero lo conseguiré, llevo seis meses en tratamiento psicológico y tres con medicación, he dejado de ir al instituto, no puedo ir al instituto, tengo tutor en casa pero no le hablo ni lo escucho porque me da igual, odio a la gente, hace tres semanas que no me hago cortes.

Amor García Mula

Hablando Bajito 28 enero, 2017


Me llamo Javier y tengo 14 años.
Cuando Amor me pidió que escribiera algo de mi historia, le pregunté qué quería exactamente. Me dijo que escribiese lo que quisiera. No sé si tengo que hablar de acoso, maltrato, violencia, bullying o como quieran llamarlo, porque me lío. No sé si tengo que escribir cómo me siento, ni sé a quién tengo que hablarle porque son tantas cosas que no sabría cómo resumirlas. Amor, me dice siempre que use comas, para ordenar lo que tengo en la cabeza y que si parece desordenado, ya me ocuparé de volver a ordenar.
No termino de estar bien pero lo conseguiré, llevo seis meses en tratamiento psicológico y tres con medicación, he dejado de ir al instituto, no puedo ir al instituto, tengo tutor en casa pero no le hablo ni lo escucho porque me da igual, odio a la gente, hace tres semanas que no me hago cortes, con 5 años mi maestra le dijo a mi madre que algunas cosas que pasaban “eran cosas de niños” aunque yo recuerdo que lo pasaba mal y nadie me ayudaba, cuando me decían que me defendiera no sabía cómo, no me gusta el fútbol, desde primaria no querían jugar conmigo a otra cosa, excepto Sergio, jugaba con las niñas y a veces con Sergio, no sé pegar ni convenzo cuando insulto, en tercero me llamaban mariquita, no decía nada, intentaba hacerles gracia a mis amigos y se reían, notaba que las niñas querían jugar con las niñas, quería que me aceptaran los niños, hacía el tonto, seguía la corriente, cuando jugábamos a otra cosa siempre me la quedaba pero me daba igual, me ponía el último en la fila aunque llegara antes y mi madre me dijera que no, me ponía nervioso si veía a mis amigos en la calle, mi madre me decía que era muy tímido y mis amigos muy imbécil, me enfadaba con mis padres y mi hermana, me dolía la barriga por las mañanas, un día me empujaron en el recreo y me caí al suelo, los demás niños se reían, no dije nada porque jugaban conmigo, volvía triste a mi casa y no quería hacer los deberes, me enfadaba, la maestra me reñía y algunos compañeros se reían conmigo porque me portaba mal, aquello era lo mejor, en el recreo me decían cosas, otras veces no me hablaban, no me escuchaban y me pedían que me callara, no sabía si tenía que jugar solo, con las niñas o jugar a las peleas aunque no me gustara ni supiera, había otros niños que jugaban a otras cosas pero no sabía cómo jugar con ellos, no sabía qué tenía que hacer, en la comunión de Raúl mis amigos no me dejaron saltar en el hinchable, le dije a mi madre que no tenía ganas y me senté, en 4º dos amigos me dieron en la cara y me rompí un diente, dije que me había caído solo, pasé a 5º y todo era peor, no quería ir a los cumpleaños, no sabía qué tenía qué hacer, suspendí tres el primer trimestre, no me concentraba, mi madre, la tutora y la orientadora hablaron conmigo, no dije nada, pensaron que no hacía las cosas porque me daba la gana y me quedé sin reyes, me enfadé, no jugaba con los niños porque no sabía qué hacer para que me trataran normal, mi mejor amigo dejó de sentarse a mi lado porque empezaban también con él, cada día me decían cosas en el patio, yo me reía, me creí que era raro, gordo, mariquita y llorica empollón, me enfadaba en mi casa y cuando podía le pegaba a mi hermana, iba detrás de mis amigos hasta que me decían quédate ahí, en el viaje de estudios me hicieron una foto que no me gustaba y la subieron a instagram, no dije nada, estaba preocupado, enfadado y triste, no podía dormir, me callé muchos días, notaba las risas y las miradas de otros niños, nadie quería ponerse en la habitación conmigo, no quería ir al colegio, hice amigos nuevos con la consola, me gustaban, no podía quedar con ellos, eran de otros lugares, cada día quería una hora más para jugar, mis padres se enfadaron y la guardaron, me quedé sin amigos, estaba más triste y más enfadado, pegaba patadas a las puertas, dejé de hablar y de escuchar en clase, habló la orientadora conmigo y me hizo unas preguntas, le dijo a mi madre que podía tener un trastorno que no recuerdo, le conté un poco muy poco lo que me pasaba, me dijo lo que tenía que hacer en el patio, pero no sabía cómo, el director habló conmigo y dije dos nombres, esos dos niños eran amables en clase conmigo, no existía para ellos en el patio y me amenazaron de muerte en el parque ese mismo día, no dije nada porque quería caerles bien y además tenía miedo, no quería ir al colegio, ni estudiar, ni salir al parque, mi madre se preocupaba, se enfadaba y se ponía a llorar, mi madre habló con alguien y me dijo que cuando pasara al instituto podría hacer amigos nuevos y que no me preocupara, ese verano en el cine me dio una crisis de ansiedad, y luego otra y otra más, no quería ir al instituto, estaba muy nervioso, mis amigos del cole no me decían nada por el whatsapp, empecé primero tres semanas tarde porque no quería ir, no dormía bien, maltrataba a mi hermana cuando podía, mis padres me castigaban mucho, cuando me preguntaban qué me pasaba los mandaba a la mierda, luego lloraba, luego me golpeaba o me lesionaba en sitios que no se veían, intenté hacer amigos nuevos, imitaba su mal comportamiento, quería ser aceptado, iba de chulo pero no me salía, no estudiaba ni prestaba atención, los amigos nuevos me pedían que hiciera cosas que sabía no estaban bien, cuando las hacía mis padres se enteraban y me castigaban, me saltaba los castigos y los retaba, lloraba, no quería salir los viernes con mis nuevos amigos, no me gustaba, el primer trimestre las suspendí todas, casi no iba al instituto, no quería hablar con nadie, mis padres no sabían qué hacer ni qué me pasaba, yo tampoco lo sabía, repetí primero, dejé de relacionarme con la gente, era mala, toda, quería ser normal pero no sabía cómo, un día amenacé a mi madre con un cuchillo, rompí el cristal de la galería de un puñetazo, cogí un trozo de cristal y me lo clavé en el muslo, fui a urgencias, me vio un psiquiatra y un psicólogo, lloré pero no les dije nada, no sabía qué decirles, dejé de ir al instituto y me encerraba en mi cuarto a jugar a la consola con mis amigos de internet, era lo mejor, mi madre invitaba a niños a casa y yo me enfadaba con ella y los echaba a la calle, la ansiedad me venía a veces, cuando me enfadaba me cortaba, mis padres me convencieron para empezar con Amor, yo no quería y no iba a hablar, estuve un tiempo sin hablar, cuando hablé le dije que me dejaran en paz, dejé de ir, a los meses me corté demasiado y me obligaron a volver a verla, no sabía qué pasaba en mi vida, ni por qué estaba así, odiaba a todo el mundo, también a mí mismo, lo demás no me importaba nada, quería morirme y que se acabara todo.

Javier está en tratamiento psicológico y psiquiátrico. Javier es un niño real y su historia es real. Desde aquí le doy las gracias por esto y por dejarme que le esté intentando ayudar. Lo va a conseguir….El siguiente artículo lo redactaré como Javier para ofreceros una explicación de lo que le ha pasado, de cómo un niño puede acabar como él y de lo que estamos haciendo mal para que eso le suceda.
Gracias por seguir conmigo.
Amor García Mula. Psicóloga infantil y de familia. Hospital Virgen del Alcázar.

[irp posts=”16515″ name=”DEMASIADOS PREMIOS O CASTIGOS. DEMASIADAS CARITAS SONRIENTES O TRISTES”]

Una respuesta a “LA HISTORIA DE JAVIER, UN NIÑO ACOSADO”

  1. caty dice:

    Sabes Javier?
    No siempre sabemos lo que nos pasa! Y no ocurre nada. También tienes ese derecho. Es otro sentimiento más. Olvídate de la manía que tiene tanta gente de tener que etiquetarlo todo. Tú no lo hagas si es lo que necesitas. Haces bien en escribir, seguro que te ayuda a reflejar y ordenar los sentimientos e ideas que con la voz aún no eres capaz de plasmar y que tienes en tu interior. Segura estoy que eres un chico maravilloso que solo necesita un poco de tiempo para madurar y darse cuenta que tú eres el importante en tu historia y que eres único en el universo.aprende a ser feliz. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

meme-primer-instituto

meme-lelpicoesquina

meme-aquiencorresponda

meme-hablandobajito2

meme-todoquedaencasa

meme-laimpertinenciaconstatnte

meme-tecnolorca

meme-hayqueseguir

meme-lapalabraembrujoazahar

meme-unaciudadmuchasrealidades

meme-pokerdebastos

meme-porelarticulo33

meme-lapielquequieres

meme-reflexionescontigo

meme-cafe-digital-con-juan-bermudez

 

Tú publicidad aquí