LA JUSTICIA NO ES EQUITATIVA: USTEDES TAMBIÉN SE EQUIVOCAN, SEÑORÍAS

LA JUSTICIA NO ES EQUITATIVA: USTEDES TAMBIÉN SE EQUIVOCAN, SEÑORÍAS

Me centraré en el aspecto psicológico y humano de este caso. La finalidad de la cárcel es reinsertar, modificar una conducta delictiva, no reincidir en un comportamiento patológico y antisocial.

Alejandro Fernández, un joven granaíno de 24 años es condenado y encarcelado por un hecho sucedido cuando tenía 18 años utilizando una tarjeta de crédito falsa. Por unos míseros 80 euros, mientras la corrupción se oculta, se disfraza y políticos como Pujol campan a sus anchas, y Bárcenas se permite salidas vacacionales. Eso sí es robar, robar dinero de todos los españoles.

Me centraré en el aspecto psicológico y humano de este caso. La finalidad de la cárcel es reinsertar, modificar una conducta delictiva, no reincidir en un comportamiento patológico y antisocial. Alejandro había superado esa etapa juvenil, tenía un trabajo estable de camarero y una pareja. Su ingreso en prisión será perjudicial ante una decisión judicial a todas luces injusta, porque él no cometió ningún asesinato.

Esto generará rencor, frustración y desequilibrio psíquico. lo cual puede traducirse en delinquir de nuevo como un reto o un enfrentarse a una sociedad que distingue entre ricos y pobres, autoritaria y que no permite un punto de vista diferente y acaso un indulto.

A mí me gustaría que cada uno de los partidos políticos que se presentan a las elecciones opinen sobre este caso y muestren su ayuda esos que siguen estando salpicados de corrupciones y robos de verdad, para demostrar su sensibilización ante el problema de un miembro de una sociedad a la que piden el voto.

Quizás todo siga igual y prime el interés propio como siempre en detrimento del bienestar común. Es primordial la defensa de una justicia equitativa y no actitudes inamovibles según status. Alejandro es el chivo expiatorio. En vez de preocuparse de cortar de tajo lo corrupto en tantas esferas del país, se ataca al más débil, en un caso no actual y urgente sino acaecido hace 6 años y en compañía de otros amigos que no están condenados.

Me asombra el poder de convertir los hechos y sus interpretaciones de un color negro en blanco según la persona y su rango social. Mientras haya diferenciaciones y no exista sólo el ser humano como tal, en igualdad y sin etiquetas, no habrá sociedad, Alejandro, por si te vale de algo te diré muy alto, que estoy contigo, que estamos contigo.

Pilar Enjamio, Psicólogo.

3 comments
Redaccion
ADMINISTRATOR
PROFILE

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

3 Comments

  • Juan Carlos Naranjo García
    12 junio, 2016, 11:58

    Pilar la información es incompleta clonarla tarjetas y localizaron en su casa útiles para ello estoy de acuerdo que hay delitos mayores pero este personaje asciende su estafa a30.000€ comprendo que viendo los delitos de nuestros políticos esto es percata minuta y estoy de acuerdo con tu artículo la justicia no suele ser justa

    REPLY
    • pilar enjamio@Juan Carlos Naranjo García
      12 junio, 2016, 12:47

      Juan Carlos,trienta mi euros nunca serán los millones de otros y ,¡¿dónde están los otros sin condenar’?Sólo uno de un trabajo en equipo .Sabes me centro aspecto psicológico y la condena debió ser en su momento no ahora y afectará negativamente a una persona ya reinsertada

      REPLY
      • pilar enjamio@pilar enjamio
        12 junio, 2016, 13:14

        Veo no has captado el mensaje.Como psicólogo me interesa el aspecto humano y psicológico y las tarjetas e interpretaciones las dejo para otros y una condena seis años después es negativa para alguien ya reinsertado y que adentrará mentalmente paga el solo lo que otros también hicieron .Afortunadamente no toda la sociedad condena a priori

        REPLY

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos