LA MADRE

LA MADRE

Sigamos celebrando el magma que todo lo construye, dejando que fluyan los sentimientos de hermandad y solidaridad entre la gran familia humana con epicentro en quienes nos dieron la vida, e hicieron que tuviera sentido y valor.

Acabamos de pasar por el día señalado para festejar a las madres, aunque como muchos sabemos, sino todos, debería ser todos los días del año.

Si tuviera que pensar en algo o alguien que mereciera más una dedicatoria y un pensamiento continuo, no podría imaginar nadie más apropiado que una madre. En esto creo que coincidimos todos.

Y es que el origen de todas las cosas se genera en una figura que es de una generosidad sin límites, que además hace que el mundo funcione. Yo sé, por propia experiencia, desgraciadamente, el hueco que procura la pérdida de una madre. Es una sima profunda que ya no llenará nada ni nadie. Soy consciente de que es ley de vida y que nada puede revertir ese hecho.

Y quiero decir que me emociona ver, aunque solo sea ese día, el cariño que se desgrana entre todos aquellos que valoran tanto a una madre. Eso a las personas que ya no tenemos la suerte de disfrutar de las nuestras nos otorga un momento de paz y de intensidad.

Sigamos celebrando el magma que todo lo construye, dejando que fluyan los sentimientos de hermandad y solidaridad entre la gran familia humana con epicentro en quienes nos dieron la vida, e hicieron que tuviera sentido y valor.

Sé que los que como yo también han perdido a sus madres, sea esta experiencia cercana o lejana en el tiempo, siempre las tienen presentes. Y me uno a ellos en una emoción universal en la ausencia y en la presencia en sus corazones, no solo en este día señalado, sino en todos los días del mundo. En todos los que nuestras vidas alcance, que no ha de ser otra cosa que un homenaje viviente a esas heroínas y luchadoras que nos dieron mucho más que la vida.

¡Feliz día de la madres para todas!

1 comment

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

1 Comment

  • María Dolores
    10 mayo, 2019, 0:02

    Preciosas y emotivas palabras.Es una locura y un sentimiento que jamás podrá expresar nadie, pero que todos nos unimos en su recuerdo.
    Mamá, mi corazón te llama, no te olvida y te extraña. Espero algún día poder tenerte de nuevo y darte el beso
    Ruego a Dios que tu presencia siempre esté conmigo, Te extraño mucho, mamá.

    REPLY