LORAZEPAM U ORFIDAL CREAN PENSAMIENTOS SUICIDAS

LORAZEPAM U ORFIDAL CREAN PENSAMIENTOS SUICIDAS

Superada la etapa pautada del alprazolam, psicoterapia con énfasis en la terapia flamenca a través de audiciones y pequeños palos o movimientos. Sus efectos espectaculares no sólo son antidepresivos y estimulador de la hipotonía, sino que a la semana del inicio se ve un cambio de aspecto físico en vestimenta y colorido, maquillaje ligero, corte de pelo y descubrimiento de aficiones y hobbyes. Simplemente ilusión por vivir, amor a la vida. Auténtica realidad sin venenos y sí control mental y de este modo renacer.

Como siempre mi premisa es defender el equilibrio e integridad física y psíquica de las personas por encima de todo. Me ha sorprendido mucho escuchar en un programa en 13 TV llamado ‘Detrás de la verdad’ que el orfidal es un ansiolítico ligero, cuando no es así.

Sabemos el negocio de la industria farmacéutica con compuestos químicos que no quieren que curen, sino que creen necesidad y dependencia, y de este modo su uso sea continuado.

Me permito hablar de realidades, no de supuestos, porque trabajo día a día con personas que a causa de ansiolíticos mal recetados, o exceso de los mismos, si no acuden a tiempo al psicólogo, ven su vida aniquilada y destrozada en mil añicos y con nula esperanza de recomponerse.

Últimamente y cada día más son las consultas de adolescentes, hombres y mujeres entre 40 y 50 años que a raíz de tratarse con lorazepam sufren justo después de la toma del medicamento tendencias suicidas como una especie de alucinación psicótica, una idea que domina su mente y pensamientos de lanzarse al vacío.

No quiere hacerlo pero algo le impulsa. Cuando hemos visto a la madre de Diana Quer decirle en un whassap a su hija, «Toma un orfi». Eso es una negligencia considerarlo como un caramelo. Se comprobó que las ideas suicidas se extendían a provocar daño en gente de su entorno, con unas ideas establecidas en la mente a la vez, y causando gran sufrimiento y temor exacerbado al no poder controlarlas.

En una especie de milagro, que no es tal en sí mismo, sino eliminar el veneno y adoptar una solución terapéutica adecuada una vez cesa el tratamiento con orfidal, a su vez desaparecen las tendencias e ideas suicidas.

Como todas las benzodiacepinas crean dependencia, se sustituye por alprazolam o tranquimazín en una fase a superar, sabiendo, que esta substancia de la misma familia, es efectiva en el síndrome de abstinencia y ataques de pánico.

Una sensación tan extraña descubierta por una joven a la que habían dado orfidal porque la había dejado su pareja , no veía el techo solamente en la proyección de debajo de la frente encima de los ojos a la pared como una especie de desorientación abismal, una percepción visual distorsionada.

Fotofobia muy acentuada en las luces de los centros comerciales o sea artificiales. Ataxia o marcha atrás como los borrachos. Ansiedad en grado sumo o apatía y somnolencia. Agorafobia o temor a espacios abiertos y a la calle, hipotensión, pesadillas vividas como realidades, opresión en el pecho.

Superada la etapa pautada del alprazolam, psicoterapia con énfasis en la terapia flamenca a través de audiciones y pequeños palos o movimientos. Sus efectos espectaculares no sólo son antidepresivos y estimulador de la hipotonía, sino que a la semana del inicio se ve un cambio de aspecto físico en vestimenta y colorido, maquillaje ligero, corte de pelo y descubrimiento de aficiones y hobbyes. Simplemente ilusión por vivir, amor a la vida. Auténtica realidad sin venenos y sí control mental y de este modo renacer.

Pilar Enjamio. Psicólogo

[irp posts=»14283″ name=»LA PALIZA DE LA NIÑA DE PALMA SI ES ACOSO»]

1 comment

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

1 Comment

  • M.Carmen Planes Albets
    23 octubre, 2016, 13:57

    Que Dios la tenga por muchos años en ese despiadado mundo en que pocos se atreven a contar lo que es la triste realidad.M.Carmen.

    REPLY

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos