LOS NIÑOS NO SON JUGUETES ERÓTICOS

LOS NIÑOS NO SON JUGUETES ERÓTICOS

Dejen vivir en libertad la sexualidad de cada cual porque sólo la persona sabe su sentir sin que nadie le confunda porque hay que educar en el respeto, simplemente sea en razón de sexualidad, sea hombre o mujer, sea blanco o de color, y lo que quiera.

En la Comunidad Foral de Navarra se pretende imponer un programa de vivencias sexuales a través de juegos eróticos en niños de cero a seis años. Fruto de un fanatismo dictatorial y una educación que es puro adoctrinamiento de una ideología y lo que ya es de terror impuesta obligatoriamente.

Cada etapa de la vida tiene unas pautas educacionales apropiadas a la edad y al desarrollo físico y mental. Es como si estuviesen apoyando el matrimonio infantil que es otra aberración. Íntimamente vinculado a este patrón educacional está el feminismo patológico, que se olvida que nació de un hombre y una mujer.

Por supuesto creen que la identidad sexual es una construcción social y nada más lejos de la realidad porque es pura naturaleza, sentimientos, sensaciones con los que uno es feliz e infeliz.

Ellos si quieren modelar a su antojo a seres libres y no hay peor violencia que la imposición de normas dictatoriales, autoritarias y sectarias. Es como una secta que controla mentalmente y destruye la identidad individual. Niños de 12 a 16 años a los que pretenden enseñar la excitación, el orgasmo, la insatisfacción sexual y más bien están creando futuros violadores. Deberían enseñarle el control y respeto a hombres y mujeres, porque también hay mujeres que violan y matan.

El rechazo al amor romántico como dominio, posesión y violencia. Yo les explico porque lo pregono a los cuatro vientos y lo he vivido, el amor romántico es conexión del alma , eso en lo que ustedes no creen, sincronía, felicidad y auténtica igualdad. No es hedonismo ni mero placer ni sexo en sí, sino que es sexo con amor y sentimiento que te hace vibrar y sentir escalofríos y sentirte más mujer que nunca y más libre.

Además los padres tienen mucho que ver en la educación de los hijos aunque ustedes se lo salten a la torera como apropiándose de los hijos de otros con violencia y dominación, esas palabras que tanto rechazan y tanto aplican.

Dejen vivir en libertad la sexualidad de cada cual porque sólo la persona sabe su sentir sin que nadie le confunda porque hay que educar en el respeto, simplemente sea en razón de sexualidad, sea hombre o mujer, sea blanco o de color, y lo que quiera.

Me parece que el respeto al hombre no le han dejado hueco. Cada vez que oigo las palabras capitalismo, burguesía, patriarcado estoy muy orgullosa de no ser feminista ‘de tres al cuarto’, sino femenina y feminista de verdad creyendo en el hombre y en el ser humano sin etiquetas y con dos palabras clave RESPETO Y LIBERTAD.

Pilar Enjamio. Psicólogo

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *