MÁSTER AND COMANDER

Francisco José Motos
@FJMotos

Resulta que hasta una universidad ha estado dedicada, al menos una parte de ésta, a ‘regalar’ títulos de posgrado a una serie de seres privilegiados por el mero hecho de ser quien son, es decir, unos aprovechados de tomo y lomo.


A quien corresponda 18 septiembre, 2018


Una lluvia pertinaz de supuestos estudios de posgrado, en su expresión anglosajona: máster, han ido apareciendo en estos últimos meses a lo largo y ancho de nuestra geografía patria. Lo más curioso de este fenómeno sin parangón en los sistemas educativos del mundo occidental, es sin lugar a duda su alta tasa de concentración entre medradores de diferentes especies y tendencias políticas (en esto si que parece que son capaces de ponerse de acuerdo derechas e izquierdas, incluso centro).

Resulta que hasta una universidad ha estado dedicada, al menos una parte de ésta, a ‘regalar’ títulos de posgrado a una serie de seres privilegiados por el mero hecho de ser quien son, es decir, unos aprovechados de tomo y lomo, tenían derecho a las máximas distinciones académicas en los diferentes grados de formación que convocaban. Claro está que esas facilidades eran sólo para aquellos que los departamentos correspondientes consideraban que formaban parte de la élite a la que tocaba agasajar, con el insano propósito seguramente de pedir en algún momento la contraprestación correspondiente.

¿Pero en qué mundo se creen estos cachorros de la desvergüenza que viven?

Seguramente se estilará mucho entre sus círculos de amistades decir hasta la saciedad aquello de: «porque yo lo valgo y punto». Y el resto a remar para que nos faciliten a nosotros el camino.

Asistir a semejante espectáculo bochornoso cuando se sabe a poco que se quiera ver, que el resto de los ciudadanos se empeñan, casi de por vida, para que ellos o sus hijos puedan realizar esos cursos con el objetivo de mejorar su formación y poder progresar en la vida, es de todo menos tranquilizador.

Algunos dirán que no tiene tanta importancia como otras cosas que ocurren, y no les faltará razón si se refieren a lo que la vida se puede poner cuesta arriba algunas veces. Pero tal afirmación no desvirtúa lo más mínimo la trascendencia que tiene el ver que unos individuos, muchas veces pagados de si mismo, y que se creen por encima del bien y del mal, se aprovechan de la posición que les hemos otorgado entre todos para que defiendan lo colectivo, lo de todos. Y si no son capaces de hacerlo, al menos que no nos tomen por ‘el pito del sereno’, pasando por el arco del triunfo el más esencial deber de un servidor público: a saber, ser un ejemplo de honradez y actitud personal del que podamos sentirnos orgullosos.

Tal vez muchos de ustedes, también, dirán, y no sin razón, que soñar es gratis y los títulos académicos aún más para unos cuantos desaprensivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

meme-primer-instituto

meme-lelpicoesquina

meme-aquiencorresponda

meme-hablandobajito2

meme-todoquedaencasa

meme-laimpertinenciaconstatnte

meme-tecnolorca

meme-hayqueseguir

meme-lapalabraembrujoazahar

meme-unaciudadmuchasrealidades

meme-pokerdebastos

meme-porelarticulo33

meme-lapielquequieres

meme-reflexionescontigo

meme-cafe-digital-con-juan-bermudez

 

Tú publicidad aquí