El metal es una música terriblemente barroca

El metal es una música terriblemente barroca

Llegamos a una parada de bus urbano en la zona de Trintxerpe (Pasaia) y claro…imaginaos a seis tios y dos tias de Lorca con vestimenta heavy tratando de averiguar lo que ponía en los paneles informativo

Sucedió hace algo más de cinco años. Ese año un grupo de música local (The 4 Sakes) había tocado en Metal Lorca y en algún bolo más por Lorca y la región y conseguimos meterlo en el cartel de un festival de sala en Donosti. Convencimos a  Txarli (el promotor de ese festival) para que pagara al grupo por anticipado y con ese dinero alquilamos una furgoneta y para allá que nos fuimos un montón de lorquinos con greñas, chupa de cuero y ganas de fiesta.

El viaje transcurrió entre risas, buena música, un par de paradas, cientos de cafés…lo típico. Y nos plantamos en Donosti a eso de las nueve de la mañana de ese sábado de diciembre con un tiempo espectacularmente cálido y con un paisaje nuevo para nosotros. Una vez localizada la sala y con todo el día por delante decidimos aparcar en un lugar cercano y tirar de autobuses urbanos hasta el centro de tan bonita ciudad, y quedar con Txarli pues nos iba a hacer un tour por la ciudad y los mejores sitios de tapas y txakolís. Así que nos plantamos en la primera parada de bus que vimos.

Llegamos a una parada de bus urbano en la zona de Trintxerpe (Pasaia) y claro…imaginaos a seis tios y dos tias de Lorca con vestimenta heavy tratando de averiguar lo que ponía en los paneles informativos, los nombres de las distintas paradas, las distintas líneas, y de vez en cuando un “acho”, “copón”, “pero qué pijo es Pasaia” etc.

Y he aquí que sucedió el milagro. Tras pasar cuatro autobuses, una abuelica se nos acercó y nos preguntó que a dónde queríamos ir con una ternura y un buen rollo que nos enamoró al instante. La abuelica (octogenaria por lo menos) se ofreció a coger la misma línea y acompañarnos al sitio donde habíamos quedado con Txarli. Nos preguntó que de donde veníamos, que clase de música era esa de la que hablábamos, que tenía nietos de nuestra edad y que uno vestía como nosotros, etc. un verdadero encanto.

La experiencia le había dado a la abuelica el criterio suficiente para comprender que aquellos que visitaban su tierra lo hacían para crear riqueza y que no importaba la apariencia de los visitantes o turistas y sobre todo y lo más importante…el orgullo de que vengan de fuera a disfrutar de tu territorio.

El próximo 25 de junio se celebra en Lorca la quinta edición del festival Metal Lorca y vienen bandas importantes como los míticos Rhapsody, Lujuria o Ankhara y se espera a bastante gente con pelo largo y vestimentas oscuras. Creo que ya sabéis a lo que me refiero.

No les tengáis miedo, vecinos. Son gente muy afable y educada y en su gran mayoría con un nivel cultural alto. Vienen a disfrutar de Lorca y de la oportunidad de disfrutar de la música que le ofrece este festival.

Por último, os recomiendo que asistáis al festival y escuchéis algo distinto a lo que suele haber en Lorca. El metal es una música terriblemente barroca, como Lorca, y quien mejor puede encarnar ese sonido barroco dentro del metal es precisamente Rhapsody, y los tendremos el 25 de junio en nuestra ciudad. Un gran privilegio.

[irp posts=»10765″ name=»No vemos más allá de donde nos dicen que tenemos que mirar»]

1 comment

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

1 Comment

  • Fernando
    16 junio, 2016, 13:25

    Para una ciudad con tanta historia como Lorca, el estilo de Rhapsody es ideal para transportarte a un pasado medieval e imaginar cómo eran determinadas situaciones como festejos o batallas. Metal Lorca se ha superado este año, y eso que con Kamelot, Xandria o Labyrinth ya puso el listón muy alto en pasadas ediciones. Mi más sincera enhorabuena a la organización y a la ciudad de Lorca.

    REPLY

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos