Mila Ximénez te des-felicito

Mila Ximénez te des-felicito

Por alusión a mis principios, te des-felicito, ya por fin tienes la cara como el vulgo más mediático. La boca de pato, los surcos nasogerianos inmóviles y la inexpresión de tus ojos.

¡Cuánto le habrán pagado!, es lo primero que se me asoma a la mente a la vista de sus declaraciones tras la operación facial de estética a la que se ha sometido.

Dado que le reconozco inteligencia de aprendizaje y de coeficiente, no puedo asimilar que esté hablando con la verdad que diga, que antes de operarse la cara, tenía la moral por el suelo, me parece un insulto a la inteligencia del resto de las féminas que -como ella -pensamos que la autoestima es algo mucho más profundo que una piel tersa y que la apreciación de uno mismo se basa en valores de belleza, que no de estética.

Por tanto y aunque no me agrada dirigirme a alguien, que no se puede defender, pero por alusión a mis principios, te des-felicito, ya por fin tienes la cara como el vulgo más mediático. La boca de pato, los surcos nasogerianos inmóviles y la inexpresión de tus ojos.

Donde esté una crema hidratante ….es lo único que no hace de pantalla, ni a las emociones, ni al inestimable valor de la experiencia y los años…

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *