Pista de aterrizaje para Zeppelines. Impertinencia XXXII

Pista de aterrizaje para Zeppelines. Impertinencia XXXII

Aquellos pueblos que no son capaces de gestionar y retener el talento humano de sus gentes, están enfermos, y tal vez no sea culpa nuestra al 100%, ¿Acaso no tenéis la impresión de que lo verdaderamente importante no lo decidimos nosotros como pueblo, que ya no somos soberanos, que esto del neoliberalismo impuesto significa cada vez menos capacidad de decisión y menos capacidad para gestionarse?

Por las fechas en las que estamos (que largo se me está haciendo este año) toca hacer balance de todo lo sucedido a nivel de política local durante este 2016. Pero en realidad, dado el hastío que me provoca esto, y a que en realidad y a un nivel fundamental no ha pasado nada reseñable, y lo poco reseñable es más bien para olvidar, quitando eso sí, los millones de adoquines puestos y la infraestructuras que se han creado y tal pero al fin y al cabo para el año que viene más de lo mismo, señores. Coges el presupuesto municipal de 2016 y lo comparas con el aprobado en solitario por la mayoría absoluta (resolución judicial mediante) del actual equipo de gobierno para 2017 y es como jugar a lo de encontrar las siete diferencias. El caso, que tampoco hay que enfadarse, que estamos en fiestas y enfadarse puede hasta ser peligroso porque la gente no quiere enfados, quiere continuidad y que todo sea predecible. Ya lo decía el mejor gurú que tiene nuestro país: “«A veces la mejor decisión es no tomar ninguna decisión, y esa es también una decisión».

Porque puestos a tomar una decisión, la mejor tal y como va a estar esto es irse lejos de aquí o a lo mejor por romper la rutina y la montaña, hacer un ascensor desde el medio de la nada hasta el parador.

Pero que vamos…que lo mejor es irse, como la cantidad de gente joven que estos días puebla nuestras calles y le dan a Lorca un color especial, una algarabía, ambiente…hasta el punto que hasta parece Lorca una ciudad. Y digo parece. Es gente joven de Lorca, pero que viven fuera porque en su mayoría este pueblo no les da una oportunidad para hacer un proyecto de vida.

Después de reyes se irán y Lorca volverá a tener ese semblante de pueblo inhóspito a partir de las nueve de la tarde, y Paco se pondrá recoger la terraza del bar a eso de las diez, y a partir de las once por las calles solo habrán coches de policía local patrullando y algún que otro vagabundo.

Pero que no pasa nada, porque siempre habrá grupos en Facebook en los que subir alguna foto de algo de Lorca para que la gente diga lo bonita que es.

Y cada vez más gente fuera, gente joven, preparada, cuyos conocimientos y encantos los aportan a empresas y a pueblos de fuera y en el mejor de los casos volverán, pero para Semana Santa y se volverán a ir. Y bueno, y ya entramos en los dos últimos años de legislatura y el tono de confrontación volverá a crecer y entonces tocará pelearse por el sexo de los ángeles o por un “quitate tú para ponerme yo” y así con todo volverán, pero se volverán a ir. Y ganarán los blancos, o los azules, o los hosteleros o quien sea.

Aquellos pueblos que no son capaces de gestionar y retener el talento humano de sus gentes, están enfermos, y tal vez no sea culpa nuestra al 100%, ¿Acaso no tenéis la impresión de que lo verdaderamente importante no lo decidimos nosotros como pueblo, que ya no somos soberanos, que esto del neoliberalismo impuesto significa cada vez menos capacidad de decisión y menos capacidad para gestionarse? A lo mejor tenéis la impresión, pero yo tengo la certeza. ¿Acaso no os suena eso de que “es que ese dinero era para gastarlo en un pista de aterrizaje para zeppelines o si no perdíamos la subvención? Pues eso. Algo no cuadra.

Me gustaría transmitir un mensaje de esperanza, un felices fiestas de esos hipócritas, pero es que prefiero el inmovilismo y ser predecible, ya me he acostumbrado a esto.

Hasta el año que viene.

P.D Lo que si que voy a hacer es desear un ferviente año nuevo a todos aquellos empresarios del campo que abusan de la mano de obra pagando autenticas miserias y que están quejándose todo el día por los precios y la falta de agua y sobre todo de lo elevado que es su recibo de la contribución por su palacio. Que no son todos, por supuesto, pero algunos hay.

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos