Sangre de Unicornio

Sangre de Unicornio

El caso es que llevo toda la mañana recibiendo mensajes de gente indignada con el tema del pregón de mañana, y tratando de calmarlos y haciéndoles ver que lo mejor, como ciudadanos y amantes de nuestra Semana Santa, es dejarlo correr y tratar de esconderlo, tragarnos el sapo y centrarnos en lo verdaderamente importante.

Pido perdón por anticipado. He estado dos semanas muy ocupado con temas académicos y de trabajo, vamos…una oposición para una interinidad en la que te bareman méritos, te hacen un examen teórico, otro práctico, una entrevista y si consigues llevar sangre de unicornio en un frasco con incrustaciones de diamantes tallados en Damasco, entonces te hacen media con todo y si te llamas Manolo entonces es cuando se piensan si eres apto.

Y aquí estoy, dejando plano el botón de F5 del teclado, pues la nota del práctico debe salir ya, y pensando a que camello llamar para conseguir la maldita sangre de unicornio, pues la entrevista es la semana que viene.
El caso es que llevo toda la mañana recibiendo mensajes de gente indignada con el tema del pregón de mañana, y tratando de calmarlos y haciéndoles ver que lo mejor, como ciudadanos y amantes de nuestra Semana Santa, es dejarlo correr y tratar de esconderlo, tragarnos el sapo y centrarnos en lo verdaderamente importante, que no es otra cosa que la locura colectiva y exaltación de que lo barroco sea llevado otro año más a su máxima expresión, y quien quiera vivirlo como algo religioso y darse de cabezazos contra la portada de una iglesia, pues que lo viva así (mientras no la rompa), y quien quiera vivirlo como algo lúdico, pues que también lo viva así, y quien quiera vivirlo como algo artístico, pues también, y el que quiera mezclarlo todo hasta no entender nada, pues ese quizá sea el que más lo disfrute, pues eso es lo que convierte nuestra Semana Santa en algo muy distinto a todo. Y que así siga siendo por más que nos impongan tronos sevillanos y saetas extrañas, ¡ozú miarma!.
Recuerdo que mi padre, mayordomo del Paso Blanco y loco de los caballos y de su Caballería Romana, entre trozos de salchicha seca y capazos de habas en la nave del Paso, me decía que un sevillano en la Semana Santa de Lorca se lo pasaría de maravilla, pero que si nosotros fuéramos a Sevilla a la Madrugá, al nazareno que hiciera 20, nos dormiríamos de aburrimiento y asco. Pues eso es, paisanos.
PAS viene a darnos el pregón, eso ya es inevitable, pero lo importante para nuestra Semana Santa es lo que pasa justamente después, y ahí somos todos actores y actrices del teatro más grande del mundo, y si el turista abandona Lorca con la idea de que nuestra locura no tiene explicación racional, habremos hecho un gran trabajo, y sabemos hacerlo, y lo vamos a hacer.

Para otro año y ya con la lección aprendida, que los que deciden en los Pasos se planteen lo de volver a traer políticos de dudoso prestigio al pregón. Nunca más. Y espero que la repercusión mediática no nos afecte demasiado y la verdad es que da la sensación de que la promoción previa del pregón está siendo algo clandestina. Pues mejor.
Y la maldita nota sin salir, pero ya tengo apalabrado lo de la sangre de unicornio. Ahora toca negociar el precio.
¡Feliz Semana Santa, lorquinos!

[irp posts=»17792″ name=»Alternativos y distintos»]

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos