SIEMPRE DEMASIADOS JUGUETES EN NAVIDAD


Según los últimos estudios, los niños reciben en navidad diez veces más regalos de los que necesitan, pero está claro que no nos hace falta ningún estudio para saberlo porque es raro no escuchar de boca de la mayoría los padres “todos los años igual para que después te aburras!!!!”

Amor García Mula

Hablando Bajito 10 diciembre, 2016


Está claro que no podía hablar de otra cosa en estas fechas previas.
Según los últimos estudios, los niños reciben en navidad diez veces más regalos de los que necesitan, pero está claro que no nos hace falta ningún estudio para saberlo porque es raro no escuchar de boca de la mayoría los padres “todos los años igual para que después te aburras!!!!”
¿Es que la culpa es de ellos? Pues no. Es totalmente nuestra como la mayoría de los problemas que finalmente les generamos a nuestros hijos. No los educamos. Ellos, por inercia piden todo lo que se les ocurre, pero si finalmente nosotros accedemos a todo terminarán convirtiéndose en personas exigentes, consumistas, insatisfechas, aburridas, carentes de imaginación y un montón de “perlas” más.
Cuando soy consciente de lo que se cuece de cara a estas próximas navidades en cuanto a los regalos que, en general, reciben los más pequeños de la casa, la verdad es que me echo a temblar. Entiendo perfectamente a quienes tanto los quieren y quieren demostrarlo con un paquetito debajo de su árbol, pero en muchos casos son demasiados árboles (tíos, abuelos, papás, amigos…..) y dos días para ello (papá Noel y reyes).

Me preocupa que entre todos sumen una lista interminable de juguetes que terminen por suponer una lista interminable de perjuicios para nuestros niños.
Comenzamos dos meses antes a bombardearles con anuncios televisivos, catálogos de juguetes que la mayoría de las veces son distribuidos a la puerta de los colegios, a “chantajearles” con los regalos según lo que hagan o no hagan bien, a preguntarles qué van a pedir………. Y los incitamos al consumo, a la exigencia, a la banalidad, a la superficialidad y al aburrimiento extremo como os decía antes. Y lo que es peor, después los culpamos a ellos de no saber gestionar nada. Cuanto más regalos reciben, más vacíos se sienten pasados unos días, creedme.

Nuestros hijos, al final, se entretienen con otras cosas diferentes a lo que reciben estos días de navidad, así que me pregunto qué beneficio tiene esto. Ninguno. Y cada año, nos superamos en ser incoherentes por cada regalo de más que les compramos a nuestros hijos.
Hace unos días leí un artículo que llevaba por título la “Regla de los 4 regalos” que consiste en seleccionar sólo cuatro cosas, basándose siempre en estos cuatro principios:
1. Algo que sirva para llevar (ropa, zapatos, complementos…).
2. Algo para leer .
3. Algo que realmente deseen.
4. Algo que realmente necesiten.

Supongo que muchos de vosotros también lo habéis leído. Es algo muy idílico todo esto, y , seamos realistas, bastante difícil de poner en práctica, así que yo lo deshecho porque para empezar, los niños tienen otros momentos del año para recibir ropa o algo que necesiten. Quienes creen en la navidad nos dicen que es día de ilusiones y, siguiendo con la coherencia que debemos ponerle a todo, no creo que unos calcetines o una chaqueta les ilumine la sonrisa a nuestros niños. Y dicho lo cual, os propongo algunas recomendaciones.
-No les dejéis los catálogos de juguetes jamás de los jamases.
-No uséis los regalos de navidad como castigo a cualquier cosa. No lo vais a cumplir y no es efectivo porque no tiene nada que ver con la razón del castigo, fijo. Además, le damos más importancia de la que tienen.
-Escribid la carta con ellos para sopesar lo que realmente les hace ilusión. Pensad, según las características de vuestros peques, qué les va a venir mejor.
-Es mucho mejor la calidad que la cantidad. Y con esto quiero decir que un regalo que puedan usar todo el año, es infinitamente mejor que uno que a la semana ya no les suponga nada. Si ese regalo es más caro, compradlo entre varios.
-No estéis permanentemente preguntando acerca de ello ni recriminando que pidan todo lo que ven (es muy normal)
-Poneos de acuerdo todos los adultos que vais a regalar en cuanto al número y día de entrega.
-Más de 4 juguetes ya es mucho.
-Recoged los juguetes que ya no usen vuestros hijos que estén en perfecto estado y regalarlos a niños que los necesiten.
-Olvidaos de comprar calcetines y batas horrorosas para esas fechas.
-Incluid algún libro.
-Incluid algo que podáis disfrutar todos. Se me ocurre una entrada a un parque de atracciones o un bono para el cine, por ejemplo.
-Si finalmente tienen demasiados juguetes, gestionarlos. Ir dándoselos poco a poco.
-Incluid algún juego en el que puedan jugar más niños.
-No pensad que los niños son unos desagradecidos, unos consumistas o unos superficiales. Los niños no nacen así. Somos los adultos irresponsables los que los creamos así siendo partícipes de una sociedad a la que criticamos. No les culpemos constantemente y seamos coherentes con lo que le pedimos a la sociedad porque nosotros somos parte de ella.
Mamás, papás, y adultos responsables, los Reyes Magos somos nosotros, así que tengamos cabeza para interpretar bien ese papel.
Espero que paséis unas felices fiestas y que seáis igual de felices que el resto del año.
Gracias por seguir conmigo.
Amor García Mula. Psicóloga infantil y juvenil. Hospital Virgen del Alcázar. Lorca

[irp posts=”15421″ name=”NO, NO, NO, NO. Un “no” al NO CONTINUO hacia nuestros hijos”]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

meme-lelpicoesquina

meme-aquiencorresponda

meme-hablandobajito2

meme-todoquedaencasa

meme-laimpertinenciaconstatnte

meme-tecnolorca

meme-hayqueseguir

meme-lapalabraembrujoazahar

meme-unaciudadmuchasrealidades

meme-pokerdebastos

meme-porelarticulo33

meme-lapielquequieres

meme-reflexionescontigo

meme-cafe-digital-con-juan-bermudez

 

Phelan