Sobre el Observatorio para la Islamofobia


Europa no es responsable de lo que ocurre en Palestina. Y no lo es porque no lo puede ser. Un ciudadano de París, Roma, Madrid o Lisboa ¿creen realmente que tiene algún grado de participación o responsabilidad de que Israel ocupe y/o mantenga ocupados territorios palestinos?.

Dulce Libertad Sandoval

Por el artículo 33 2 julio, 2017


Hace unos días leía una noticia sobre la creación de un observatorio para el control y la «denuncia» de artículos y lenguajes que pusieran de manifiesto la confrontación y la utilización de noticias relacionadas con el mundo árabe con connotaciones abiertamente negativas. Hasta ahí todo va bien pero a renglón seguido leía cómo el artífice del artículo ponía en tela de juicio la supuesta discriminación por razón de género de dicho colectivo.

Aquello hizo nacer en mí alguna suerte de curiosidad por saber quien y para qué estaba interesado en aquella cuestión y con esos matices. Buscando un poco, he estado leyendo contenidos y, sin que resulte una lista cerrada, he
encontrado contenidos del tipo: Hipocresía Europea frente a Palestina. Islam y Al-Andalus. Cruzadas, etc…

Lejos de que esos contenidos sean tachados peyorativamente, no creo que sean contenidos llamados a la unidad y paz de los continentes, sino más bien lo contrario. Entiendo que no puede circunscribirse la relación entre dos civilizaciones desde perspectivas pequeñas y anguladas, sino desde el conjunto de sociedades que se han desarrollado y que se han relacionado de diferentes modos pero que en el mundo actual y globalizado van a
encontrarse más aglutinadas y, sin duda, van a desarrollarse necesariamente unidas. Este es y debe ser el punto de partida.

Nada aporta tomar como punto de partida momentos históricos sobre confrontaciones pasadas, sino es por otras motivaciones más espurias. Europa no es responsable de lo que ocurre en Palestina. Y no lo es porque no lo puede ser. Un ciudadano de París, Roma, Madrid o Lisboa ¿creen realmente que tiene algún grado de participación o responsabilidad de que Israel ocupe y/o mantenga ocupados territorios palestinos? Eso sería tanto como decir que un ciudadano de París de 1960 era responsable de que en España murieran ciudadanos represalias por su ideología.

Del mismo modo un ciudadano europeo no puede ser nunca responsable de un bombardeo en Siria ni en Irak. Cualquier adoctrinamiento en tal sentido no alienta sino la lucha de civilizaciones y la confrontación civil de hoy y el distanciamiento. De otro lado existen respetos mutuos que han de ser pilares sobre los que se sustenten las relaciones y que no son negociables ni lo pueden ser. Leía el otro día un artículo que hablaba sobre «el supuesto machismo islámico». Paré en seco y me dije; NO. No se trata de un supuesto machismo. Es un evidente e intolerable machismo, aunque en su léxico no exista ese término. Me refiero en el léxico islámico. Y no existe porque su base es que hombre y mujer no son iguales. Tan solo son iguales frente a su relación con la religión, pero la mujer está bajo la cobertura y protección de un hombre.

Especialmente particular es el concepto de honradez o castidad castigando a la mujer cuando realiza actos que van en contra de dicha castidad. En el mismo sentido va la correlación de la obligación del hombre a mantener a la esposa.

Estos términos son especialmente difíciles de sostener en una sociedad como en la que vivimos hoy en día. Las sociedades occidentales han sufrido confrontaciones para el reconocimiento de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Se han producido luchas por la libertad sexual de la mujer. Esto ya ha sido sufrido por nuestra sociedad y conseguido después.

Parece difícilmente conciliable son estos hechos con reconocer como legitima una base social que no reconozca este extremo. Es en estos extremos donde verdaderamente radican las fricciones para la libre y pacifica convivencia.
Vivimos en una sociedad donde existe libertad de culto. Esa libertad de culto no puede entrar en conflicto con ninguna otra libertad de ningún ciudadano puesto que de lo contrario alimentamos a un enemigo tan grande como para devorar los pilares sobre los que se sostiene nuestra sociedad hasta ponerla en grave peligro.

Del mismo modo no puede alentarse una lucha entre religiones para ver quien es más retrógrada o menos. Da igual. La sociedad actual vive ajena a los dictados religiosos porque tiene existencia y conciencia al margen de ellos. Eso es lo que nos hace verdaderamente libres. Lamentándolo mucho, eso no existe en el mundo islámico todavía porque aún van indisolublemente unidos ley y religión. Entiendo que, como premisa esencial, se debe trabajar en ese sentido diferenciando la ley de la ley religiosa y sus mandatos porque, recuerdo, hoy todos vivimos en una sociedad laica. Si somos religiosos o no, solo tiene importancia en nuestra casa, en nuestro desarrollo estrictamente privado. Si realmente queremos una pacífica convivencia, ésta tan solo puede construirse sobre el respeto mutuo, y digo mutuo como elemento completamente imprescindible porque no puede primar un derecho sobre otro en ningún caso.

Dicho todo esto no puedo dejar de concluir que el observatorio referido no me ha parecido el elemento ideal para la consecución de estos fines, sino para ahondar más en críticas que ninguna paz social aportan sino que, al menos a mi parecer, parece que profundizan precisamente en lo contrario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

meme-primer-instituto

meme-lelpicoesquina

meme-aquiencorresponda

meme-hablandobajito2

meme-todoquedaencasa

meme-laimpertinenciaconstatnte

meme-tecnolorca

meme-hayqueseguir

meme-lapalabraembrujoazahar

meme-unaciudadmuchasrealidades

meme-pokerdebastos

meme-porelarticulo33

meme-lapielquequieres

meme-reflexionescontigo

meme-cafe-digital-con-juan-bermudez

 

Tú publicidad aquí