TELEVISIONES Y HOSPITALES

TELEVISIONES Y HOSPITALES

Ahora que estamos próximos a varias citas electorales y metidos prácticamente en una muy larga campaña electoral, a ver si a alguno de nuestros políticos de cualquier tendencia y color se le ocurre poner en su programa electoral esta medida tan básica y de justicia social que ya debería haber sido atendida hace mucho tiempo.

Me ha llegado información de primera mano acerca de una situación que creo que merece que se le dedique una reflexión. Me dicen, me cuentan, que en la comunidad valenciana han empezado a poner el servicio de televisión en las habitaciones de los enfermos de forma gratuita.

Mi primera reacción cuando mi interlocutora me lo dijo no fue otra que levantar la voz para expresar mi indignación porque no se hubiera hecho antes. Supongo, mis queridos lectores, que será muy parecida a la vuestra.

Que haya que pagar por ver la televisión en una habitación de hospital público es poco menos que un atraco, sin pistola por medio, pero atraco al fin y al cabo. O es que no se pagan suficientes impuestos para que en una situación en la que se está sin remedio ni elección alguien piense en seguir haciendo negocio a costa del sufrimiento de otras personas que no están precisamente por su propia voluntad allí precisamente.

Si pensamos en otro colectivo que está impedido de salir de un lugar público, y no precisamente por los mismos motivos que los enfermos en los hospitales, como son los presos en las cárceles de nuestro país, y que pueden ver la televisión sin que ello les suponga ningún coste, será más evidente aún para todos la falta de justificación, si es que en algún momento hubo alguna, que lo dudo mucho, para que los atribulados enfermos o sus familiares tengan que gastar ingentes cantidades de dinero en procurarse un poco de distracción en un sitio en el que eso es harto difícil por la situación de los pacientes y por tener que permanecer, en algunos casos, periodos de tiempo considerables sin salir de una pequeña habitación.

Celebro que en nuestra comunidad vecina valenciana hayan empezado a entrar en razón, y espero que se extienda rápidamente al resto del territorio nacional. Ahora que estamos próximos a varias citas electorales y metidos prácticamente en una muy larga campaña electoral, a ver si a alguno de nuestros políticos de cualquier tendencia y color se le ocurre poner en su programa electoral esta medida tan básica y de justicia social que ya debería haber sido atendida hace mucho tiempo.

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *