TIEMPOS METÁLICOS


Un rayo de sol filtrándose por la ventana, la quietud de una mirada sobre el tiempo desgajado de este otoño que no acaba de arrancar del todo.

Francisco José Motos
@FJMotos

A quien corresponda 7 noviembre, 2017


Hoy que casi nada parece tan urgente como recuperar el gusto por la vida, esa que no necesita de grandes artilugios para que nos otorgue su esencia. Es decir, aquella que se vive por el puro placer de sentirse vivo, y nada más. Claro que toca decir que; y nada menos.

En estos tiempos metálicos que nos toca existir, en los que los aparatos electrónicos han tomado al asalto todos y cada uno de los rincones de nuestra cotidianidad, es en los que se hace más necesario, según mi forma de verlo, que podamos reencontrarnos con las sensaciones que están fuera del alcance de cualquier maquina artificial, y que provengan de la misma naturaleza de las cosas que nos rodea.

Un rayo de sol filtrándose por la ventana, la quietud de una mirada sobre el tiempo desgajado de este otoño que no acaba de arrancar del todo, la charla descuidada con alguien a quien no le has prestado atención en mucho tiempo y te sorprende con una expresión de nostalgia hermosa devolviéndote por un momento al esplendor sobre la yerba.

Todo esto se me ocurrió pensar, e incluso reflexionar, viendo la promoción de Blade Runner 2049, y recordando la famosa escena de la muerte del último replicante de su antecesora, la bella y enigmática película que fue Blade Runner en su estreno allá en el lejano 1982. Cuando vi la original me emocionó la necesidad imperiosa de aquellos híbridos entre máquinas y seres humanos de sentir emociones. La diferencia con nuestros días es que en aquellos tiempos no íbamos pertrechados de teléfonos móviles, tabletas o un sinfín de artilugios electrónicos, y claro, me permitió pensar sobre lo que acababa de ver, e incluso intentar encontrarle un sentido o un porqué.

También te puede interesar ->  LA REALIDAD FALSEADA

Hoy, en nuestros tiempos metálicos, esto no es posible. Al mismo salir del cine de ver la película, sino antes en plena proyección, una legión de teléfonos móviles, mal llamados inteligentes, tomaron las manos y los cerebros de casi todos los que estábamos viendo la película.

¿Una metáfora de nuestro tiempo, o tal vez una imagen de lo que ya nos advertía de alguna manera el mensaje de la primera Blade Runner en 1982?

¿Qué pensáis vosotros queridos lectores y amigos?

 

meme-lelpicoesquina

meme-aquiencorresponda

meme-hablandobajito2

meme-todoquedaencasa

meme-laimpertinenciaconstatnte

meme-tecnolorca

meme-hayqueseguir

meme-lapalabraembrujoazahar

meme-unaciudadmuchasrealidades

meme-pokerdebastos

meme-porelarticulo33

meme-lapielquequieres

meme-reflexionescontigo

meme-cafe-digital-con-juan-bermudez

 

Phelan