TODO ES RELATIVO

TODO ES RELATIVO

Y en el momento que estaba más enfrascado en estas disquisiciones, va y cae en mis manos una información sobre el lugar más frío del planeta. A saber: Oympyakon en Rusia. Que ha marcado una temperatura de – 71, 2 grados; Es decir casi 72 grados bajo cero.

En estos días en los que la nieve nos ha visitado con generosidad, y nos ha producido la felicidad de esos copos cayendo y dejando nuestros campos y ciudades cuajados de blanca esperanza. Qué bonito ha sido ver a los niños, bueno a los niños y a los mayores, jugando con el blanco elemento. Un momento para recordar, y una estampa para la historia como ya se han encargado de repetir hasta la saciedad todos los medios de comunicación.

Por mi parte confieso y reconozco que me ha hecho mucha ilusión y que he disfrutado enormemente de este raro fenómeno meteorológico por estas latitudes nuestras.

Mientras veía caer, abundantemente, los copos de nieve, yo iba pensando en la socorrida frase de. “Año de nieves, año de bienes”. Y es algo que deseo de corazón para todos.

El mundo, nuestro mundo, necesita una buena racha en la que no se dejen tantas personas en las cunetas de la indigencia, mientras solo seis personas poseen el 40 por ciento de toda la riqueza del planeta. ¡Habrá algo más absurdo que esto! ¿Cuándo van a poder consumir estos individuos tal cantidad de recursos?, ni en mil vidas. Y ¿entonces para qué tanta acumulación?

La nieve, a veces, queridos lectores, también da para reflexionar sobre estas disfunciones de la Sociedad que nos ha tocado vivir.

Y en el momento que estaba más enfrascado en estas disquisiciones, va y cae en mis manos una información sobre el lugar más frío del planeta. A saber: Oymyakon. en Rusia. Que ha marcado una temperatura de – 71, 2 grados; Es decir casi 72 grados bajo cero.

Sentí curiosidad por el lugar, y busqué algunas imágenes de la vida cotidiana en ese población. Y amigos, no creo que allí produzca la misma satisfacción y placer contenido que aquí el ver caer la blanca nieve con el monótono martillear que en aquel lugar deber de representar.

Si en nuestra región, en nuestro país, ocasionó bastantes inconvenientes como puedan ser dificultades de movimientos, e incluso recrudecimiento de los problemas de gripes y complicaciones de cuadros pulmonares. Imagínense lo que deber ser vivir, día tras día bajo unas condiciones tan extremas como las de Oymyakon.

Y ahora díganme, si no es todo relativo. ¡Pero relativo de verdad!.

[irp posts=»16529″ name=»EL MUELLE Y LOS MEDIOS»]

3 comments
Redaccion
ADMINISTRATOR
PROFILE

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

3 Comments

  • Ana
    24 enero, 2017, 18:14

    Buenas tardes;
    Tan sólo quería hacer una apreciación respecto al nombre del pueblo.Por lo que sé se escribe Oimiakón u Oymyakón pero no Oympyakon como aparece en el artículo, cuando se menciona la primera vez. En la segunda ocasión estaría correcto.Entiendo que es una errata.

    REPLY
    • Redaccion@Ana
      24 enero, 2017, 23:06

      Muchas gracias, ya está corregido, sí, efectivamente, era un error!!! Saludos y gracias por avisar.

      REPLY

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos