Tres cosas hay en la vida: salud, dinero y amor


Mira tu corazón. ¿Cómo está hoy? Abrirlo es de valientes, atrévete a vivir en plenitud, no te quedes esperando si mañana será mejor día, porque puede que mañana nunca llegue, y los corazones que han nacido para amar, si se cierran, terminan estallando.

Trinidad Herrero

Todo queda en Casa 6 marzo, 2017


La salud, dicen que es imprescindible para la felicidad, aunque puedo asegurar que he visto personas enfermas, felices, porque valoraban otras muchas cosas a su alrededor. Quizás la cercanía de sus seres queridos, los cuidados que recibían o el amor que mostraban. Y su cuota de felicidad era la gratitud ante el amor recibido. Personas con destinos difíciles que podían hacer de su día un momento feliz, que podían sonreír a pesar de la adversidad, que incluso en la hora de su muerte su semblante transmitía sosiego, emanaba serenidad porque estaban en paz con su destino. Lo aceptaban. Otras incluso, después de pasar una grave enfermedad, más que rechazarla, agradecieron la lección que les brindó. Cambiaron su vida a mejor, porque se dieron cuenta de la información que les traía la vida a través de sus síntomas, dejaron de luchar contra ellos y escucharon su mensaje.

El dinero, a pesar de su mala fama, si lo tienes, lo compartes y haces algo bueno con ello, aporta, además de tranquilidad, disfrute propio y ajeno. Prosperidad para el que lo posee y para los demás, ya que pueden crear riqueza para el beneficio de muchos, lo que sin duda repercutirá positivamente en su fortuna. Basta ya de mirar mal al dinero, como si fuera el culpable de las corruptelas humanas, como si nadie pudiera resistirse ante él. ¿Cuántas veces hemos oído que el dinero corrompe? El dinero solo corrompe a quien es corruptible, a quien tiene por objetivo la codicia, a quien no le importa tomar lo que no es suyo, eso que dicen es tan común. Tan común, diría yo, como lo queramos ver, o como les interesa a algunos que sea visto. Pero, para eso tenemos la capacidad de discernir entre lo que está bien y está mal. Para eso está el guardián de nuestra propia conciencia. El dinero pone de manifiesto lo que hay dentro de cada persona. Solo eso.

Y el amor, el tan perseguido amor, es tan amplio el término… El amor a la familia, al trabajo, a los amigos, el amor de pareja, el amor a la vida. Hay amores pequeños y amores grandes, amores apasionados y amores tranquilos, pero lo importante es que cada corazón que late sea libre para sentir amor, que nuestros dolores no cierren nuestros corazones, porque todos y cada uno de nosotros hemos nacido con la capacidad de entregarnos a la vida dando y recibiendo amor. Cuando el dolor, la frustración y el desengaño cierran nuestro corazón al amor, seamos claros al decir que también lo estamos cerrando a la vida, porque donde hay un corazón cerrado no hay caminos abiertos ni para la salud ni para la prosperidad. Y cuando hay un corazón abierto, los caminos se abren en todas las dimensiones posibles, y entonces…, como dice la canción, “tres cosas hay en la vida: salud, dinero y amor y el que tenga esas tres cosas, que le dé gracias a Dios”, a estas tres cosas, seguro que se van añadiendo por el camino otras muchas…

Mira tu corazón. ¿Cómo está hoy? Abrirlo es de valientes, atrévete a vivir en plenitud, no te quedes esperando si mañana será mejor día, porque puede que mañana nunca llegue, y los corazones que han nacido para amar, si se cierran, terminan estallando.

[irp posts=”17369″ name=”Cuando el invierno se viste de fiesta”]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

meme-lelpicoesquina

meme-aquiencorresponda

meme-hablandobajito2

meme-todoquedaencasa

meme-laimpertinenciaconstatnte

meme-tecnolorca

meme-hayqueseguir

meme-lapalabraembrujoazahar

meme-unaciudadmuchasrealidades

meme-pokerdebastos

meme-porelarticulo33

meme-lapielquequieres

meme-reflexionescontigo

meme-cafe-digital-con-juan-bermudez

 

Tú publicidad aquí