¿VALDRÁ LA PENA VOTAR?

¿VALDRÁ LA PENA VOTAR?

Por fortuna, en municipales se vota más a la persona y no tanto al partido, a personas normales implicadas en problemas vecinales y sin los desvaríos y prepotencia de Sánchez y sus bipolaridades. En campaña habla de no independentismo y unidad de España pero en el Congreso dice a Junqueras que hablarán.

Viendo el esperpento y diputados parecen bufones en esta nueva legislatura de la que muchos dudan de la limpieza por problemas censo y otros. Un gobierno que permite el circo de los independentistas que no juran por la Constitución y si no es así es paradójico ser diputado.

Un Pedro Sánchez que pedirá el indulto para quien secuestró a sus hijos, algo gravísimo, y es Juana Rivas. No pasa nada, visto lo visto y la nula importancia del equilibrio y estabilidad del menor con padre y madre, Infancia Libre la tapadera de protección al menor sigue su ejemplo secuestrando a menores, inventando falsos abusos sexuales para alejarlos de la protección y amor paterno.

Ya sólo falta que Pablo Iglesias sea Ministro, como pretende. La apatía y desconfianza es enorme porque si ya se saben los resultados, es inútil votar. A pesar de que inicialmente no queríamos votar, muchos lo haremos, a conciencia, con certeza de algo serio que nos represente.

Ante la gran subida de impuestos que se avecina aparecen los primeros lamentos, el infantilismo de votar simplemente por fastidiar al contrario, el creer manipulaciones y tergiversaciones nada reales. Seguiremos con los absurdos despropósitos de miembros y miembras, de cambiar la lengua.

Por fortuna, en municipales se vota más a la persona y no tanto al partido, a personas normales implicadas en problemas vecinales y sin los desvaríos y prepotencia de Sánchez y sus bipolaridades. En campaña habla de no independentismo y unidad de España pero en el Congreso dice a Junqueras que hablarán.

Según las conductas y personalidades todo es previsible y nada extraño. Pronto sabremos lo que sucede en las municipales y europeas y acaso el abanico de colores cambie de posición y se de una verdadera convivencia entre todos, atajando los problemas sociales y no los personales, el bienestar común y no el bienestar propio.

Que haya hechos de verdad y que no se queden en promesas y porque no se gobierna para los votantes de un partido sino para toda una Nación que no ve salida en multitud de problemáticas y cuestiones y su vida está dominada por una palabra INJUSTICIA.

No vale estar sentado en un Congreso cómodamente sino patear las calles y ver la realidad.

Pilar Enjamio. Psicólogo

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *