VOLVER A VOLVER


Aquellas imágenes de regreso a la escuela, que entonces se llamaba así, lo de colegio vino más tarde, y los olores que acompañaban al gesto resignado y hermoso de volver a volver a una rutina siempre fascinante

Redaccion
@elsoldelorca

A quien corresponda 5 septiembre, 2017


Como nos cuenta el bolero siempre se vuelve al punto de partida. O al menos lo intentamos.

En estos primeros días de otoño en los que el espejismo de playas llenas, tiempo de ocio, para quien se lo haya podido permitir, va tocando a su fin para la mayoría, un sentimiento de no nostalgia como una ráfaga de dulce melancolía me acompaña. Estoy convencido de que a muchos de vosotros os ocurrirá algo parecido: no es otro que aquellas imágenes de regreso a la escuela, que entonces se llamaba así, lo de colegio vino más tarde, y los olores que acompañaban al gesto resignado y hermoso de volver a volver a una rutina siempre fascinante.

Aquellas fragancias nos remitían a la tierra mojada, cuando se producía el milagro de la lluvia y daba para cantar a pleno pulmón aquello de “qué llueva, qué llueva ……” a lápices recién estrenados y libros que en la mayoría de los casos eran heredados.

Los primeros madrugones eran mitigados por el reencuentro con los compañeros de viaje que sentían las mismas emociones ambiguas del retorno y la espera hasta lo que parecían los lejanos días de Navidad.

Hoy todo parece ir mucho más deprisa, sin tiempo para saborear nada en esta frenética carrera en la que nos embarcamos sin tener muy claro hacia donde, y por cuanto tiempo en ruta.

No me extraña, por tanto, que cada vez haya más corriente de pensamiento que aboguen por intentar parar esta estampida a la que nos apuntamos en cada regreso sin saber muy bien si es por voluntad propia, o porque así está establecido en algún lugar al que no tenemos acceso para hacer modificaciones de calado.

También te puede interesar ->  LA REALIDAD FALSEADA

En cualquier caso, queridos lectores y amigos yo declaro alto y claro que, en este día de este incipiente septiembre por un rato, y mientras escribo este artículo, he vuelvo a volver a las emociones que tanto me gustaron en su día, y de las que uno no es consciente hasta mucho tiempo después.

Espero que, a muchos de vosotros, aunque solo haya sido por un instante, la lectura de estas líneas os haya devuelto la imagen del niño que todos hemos sido alguna veces, y os hayáis sentido parte de un todo que tiene en lo inmenso y en la emociones hermosas su razón de ser.

¡Feliz regreso, feliz vida!

 

meme-lelpicoesquina

meme-aquiencorresponda

meme-hablandobajito2

meme-todoquedaencasa

meme-laimpertinenciaconstatnte

meme-tecnolorca

meme-hayqueseguir

meme-lapalabraembrujoazahar

meme-unaciudadmuchasrealidades

meme-pokerdebastos

meme-porelarticulo33

meme-lapielquequieres

meme-reflexionescontigo

meme-cafe-digital-con-juan-bermudez

 

Talleres Periago - Cardiograma